domingo, diciembre 26, 2010

Breve reflexión sobre el "Cablegate" de Wikileaks y discurso que debe ser leído y comprendido

Tanto rasgarse las vestiduras con lo de Wikileaks y todo por nada. Porque nada se ha descubierto que fuese desconocido (sé que esta frase es redundante, porque se descubre lo desconocido o no se descubre nada pero como el nivel está donde está, pido licencia en esta ocasión). Cualquiera que haya leído algún periódico, escuchado alguna radio, o visitado alguna página web en lo súltimos años hubiera encontrado un mapa de las relaciones de Estados Unidos con diversos países, opiniones sobre condiciones mentales o carácter de los jefes de Estado y de Gobierno de distintos Estados, etc. O sea, simplemente mirando la prensa se hubiera participado de muchas de las mismas impresiones que los diplomáticos estadounidenses dejaron por escrito y remitieron a sus superiores. Así que menos hacerse el fariseo y menos maquillaje, de algunos que ahora claman como si les pillasen de nuevo.

Segundo, si alguien se sorprende -sin fingimiento- por todo esto, simplemente es que no sabía nada de diplomacia y del oficio del diplomático. Porque hacer informes recabando todo tipo de información, rellenando páginas con rumores, resúmenes de noticias y comentarios que corren en los mentideros de cuanta capital hay en el planeta es a lo que se dedican muchos de los funcionarios que ocupan cargo en embajadas. Y eso lo hacen los diplomáticos estadounidenses, los rusos, los turcos, los yemeníes, los australianos, los españoles -bueno, los nuestros quizá no porque dado el estado de ruina en que está el MAEC cualquier cosa es posible-, los chinos, los venezolanos y todo aquel al que su superior le diga que ese es su trabajo. Obligaciones del servicio, que no por nada la carrera diplomática tiene jerarquías y es el servicio civil que más se asemeja a la cosa militar.

Ah, lo de El País me parece más autojustificación y autobombo: "Nosotros somos los buenos. Hemos sacado todos los trapos sucios del poder a la luz. Assange es un héroe y nosotros sus colegas". Creer que Wikileaks es un instrumento de democracia y para la transparencia no se sostiene. Y en filtrar cables, o informes no hay ejercicio de periodismo ninguno. Eso es pura y simple transcripción. Lo que hace el señor Assange es lo mismo que se dijo en su día, hacía Dick Cheney (léase la trilogía de Woodward de Bush en guerra). Elegir las informaciones primarias, sin que hayan sido analizadas y cotejadas por analistas y expertos. La información publicada así, en bruto, no tiene el más mínimo valor y se presta la descontextualización y tergiversación interesada. En los ministerios y entidades dedicados a estas cosas se reciben toneladas de este tipo de "paja". Mucha se descarta, se archiva y nada más. En otros casos, se utiliza. Pero creer que cada cable de embajada es tomado en las cancillerías como la Biblia, el Corán y el Talmud es ser genuinamente ingenuo o bobo. Intentar hacernos creer que cuanto diplomático -estadounidense a ser posible- pulula por el mundo es un espía, es un acto de descarada mala fe y sensacionalismo. Una cosa es la diplomacia secreta y otra el secreto diplomático. No fomentar la confusión interesada es un acto de seriedad y responsabilidad. Algo que debería caracterizar la labor del periodismo.

Más y mejor en Notas sobre Wikileaks en el Neoconomicón.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Y este el discurso para que lean y comprendan quienes deben... Moratinos nunca lo pilló. Trini con las mismas perlas y el jefe demostrando su inmenso desconocimiento en la materia, por omisión o por convención, les deja hacer. No iba a cambiar lo que es su uso y costumbre. Es lo que nos toca aguantar. Un presidente que nada sabe y unos ministros que le bailan el agua. Dicho sea de paso, todavía estoy esperando que nos toque el primer ministro de exteriores competente y capaz. No sé porque en España eso no se estila. Ni por error.

sábado, diciembre 25, 2010

Feliz navidad musical

Algo de música para que les acompañe mientras se atragantan con polvorones y turrones, que es buena y debida tradición a la que uno no debe sustraerse.

Algo muy de los tiempos de esta Triste España sin ventura.

Ahora algo más de la temporada, gentiles caballeros. Y otra pieza para vuesas mercedes.

Disfruten de la temporada. Del consumismo. De las tradiciones, compartan o no su contenido sacro, y de todos sus eventos. Sólo pasa una vez al año y cuando no pasa se echa de menos.

Felices fiestas les desea su seguro salteador,
DT

martes, noviembre 23, 2010

Salvado... y P.S.

Me siento representado... ¿cuándo vino Wiley a mirar mi escritorio?



Visto en Non Sequitur (28 de Octubre de 2010).

____________________________________________________________

Otra viñeta en Doce Doce.

martes, septiembre 21, 2010

Los libros como unidad de medida

¿Cómo se mide si un gobierno estadounidense -luego aclaro por qué sólo vale para estadounidenses- fracasó en sus intentos de sacar adelante ciertas políticas? Obviamente, hay una serie de formas para medir el nivel de logros y fiascos de cada presidente, administración y equipo que pasó por la Casa Blanca de acuerdo a sus objetivos, pero cuando las cosas se tuercen de tal modo que una Administración se despeña por el oprobio, empiezan a proliferar como hongos los libros de todos aquellos que pasaron por allá. Los autores del destrozo salen del gobierno y a buen paso entran en las librerías. A más libros, mayor percepción de fracaso y más necesidad de autoreivindicarse y pasar las responsabilidades a otro(s). Ah, y en el camino se ajustan algunas cuentas ¿no? Incluso, si el libro es muy bueno puede redimir la reputación del autor y ser el punto de partida para un buen "come back". En general, constituyen un género literario interesante y muy atractivo para los miramos con cierto idealismo malsano a la política. Si el libro es bueno ofrece una extraordinaria posibilidad de conocer una época; si es correcto o, incluso, flojo por lo menos habrá un montón de chismes y curiosidades entretenidos. No tengo tan claro que sinceridad y verdad estén siempre presentes.



En todo caso, un libro "contándolo todo" (sea biografía autorizada, autobiografía, relato de vivencias, memorias o lo que se tercíe), abre la posibilidad una carrera en los medios de comunicación a la que un exfuncionario no debe renunciar a la ligera -think tanks, universidades y grandes empresas son las otras opciones típicas-. Ya se sabe, un día invitado a presentar el libro, si es simpático y se maneja bien ante el micrófono o la cámara, al día siguiente analista, columnista o contertulio: el bien informado "Mr. J., ex-asesor del presidente John Quincy Adams y que conserva buenos contactos en el partido y blablabla", siempre luce mucho. Ayuda si la editorial que publica el libro forma parte de un conglomerado multimedia.

Y decía antes que esto sólo pasa en Estados Unidos porque es prácticamente el único sitio donde se conocen los nombres y ocupaciones de los asesores de presidenciales -muy lógico que, dado que ocupan puestos de responsabilidad se les pueda ligar y responsabilizar de sus decisiones, consejos, etc.-. Ventajas de una sólida cultura democrática y eso del accountability al que se debe sujetar a todo aquel que maneja asuntos y finanzas públicas.  

¿Alguien puede citar el nombre de tres personas que asesoran al Presidente Zapatero? Mucho pedir cuando la mayor parte del gabinete español en ejercicio es desconocido... Los fontaneros y asesores monclovitas operan en las sombras y -casi- en la impunidad.

Bueno, pues como decía, si a mayor cantidad de libros escritos por los protagonistas la percepción de fracaso y la necesidad de justificación son mayores, la Administración de George W. Bush debe haber sido una de las más desgraciadas de la historia. Prácticamente, todo el que anduvo cerca ha salido a la palestra, algunos combativos y otros autoflagelantes.

Véase: George -de próxima aparición- y Laura Bush, David Frum, Karl Rove, Michael Gerson, Dick Cheney, Donald Rumsfeld, Scott McLellan, Douglas Feith y Matt Latimer, son nombres que no tengo ni que "googlear" -que si lo hiciera seguro que me áparecían algunos más-, para saber que un libro -o más- es su escudo. Condoleezza Rice va a presentar un nuevo libro sobre su familia. Me da que Condi no se ha ido y está esperando su regreso...

Acabo de terminar el de Latimer. Supongo que nunca verá la luz en español. Ni reniega totalmente de su etapa junto a Rumsfeld y Bush, ni los defiende a capa y espada. O sea que no tendrá muchos a favor para su publicación. Una lástima porque lo merecería. No es el libro que cambió mi vida pero está lo suficientemente bien escrito para lograr su objetivo: que simpaticemos con su autor.

Básicamente, se trata de cómo un joven conservador, admirador de Reagan sobre todas las cosas, llega a Washington con la aspiración de ser escritor de discursos en la Casa Blanca y lo consigue. Con unas cuantas desilusiones por el camino. Sobre todo se queda con la sensación de que el movimiento conservador no tiene muchos auténticos seguidores dentro del Partido Republicano. Que los ideales son leve caparazón para arribistas y profesionales de la política a la búsqueda de un ascenso o un cargo.

Bien librados: Rumsfeld, Cheney, Hadley. Pocos más.

Damnificados: Rove, McCain, Rice. Unos cuantos.

¿Y sobre George Bush? Lean el libro, que no se lo voy a dar todo hecho ¿no?

Ah, por si quieren seguirle el rastro a Latimer, su blog.

miércoles, septiembre 08, 2010

Empire for Liberty: A History of American Imperialism from Benjamin Franklin to Paul Wolfowitz (Princeton University Press, 2010)... tremendo título para un libro ¿no?

El pasado 1 de septiembre en el Cato Institute, el autor Richard Immerman, (Professor of History and Marvin Wachman Director, Center for the Study of Force and Diplomacy, Temple University), Robert Kagan y Derek Leebaert, discutieron algunos asuntos sobre la política exterior estadounidense, poder, imperialismo y demás. Christopher A. Preble, Director of Foreign Policy Studies, Cato Institute moderó la reunión. Pueden verla aquí.

jueves, septiembre 02, 2010

Blogroll: cambios en la alineación

Se ha cerrado el mercado de fichajes. Algunos siguen, otros han sido cedidos, traspasados o se han retirado y hemos hecho algunas incorporaciones en el mercado...

El club agradece a los servicios prestados a:
Análisis del conflicto colombiano
Andrew Zimmern
Anthony Bourdain
Cultura de Defensa
El blog de Fernando Maura
El blog de Gustavo de Arístegui
El Futbolín
Especialista en Conocimientos Inútiles
Política Internacional - Colombia, Latinoamérica y el Mundo!
Por esos mundos (Florentino Portero)
Rumbo a Levante
Una de Piratas

--------------------------------------------------------------------------------------------
Mundo Político

jueves, agosto 26, 2010

R.I.P.

Dos Guardias Civiles, el capitán José María Galera y el alférez Leoncio Bravo, han muerto abatidos por un talibán infiltrado en el grupo de personal local que trabajaba para la misión española en Afganistán. Descansen en paz. Como siempre mi solidaridad para con las familias y sus camaradas.

________________________________________________________________________________

La noticia me recuerda que hace apenas un par de meses discutía, haciendo piña con otro compatriota, con un grupo de compañeros -el escenario nos confería la condición-, todos ellos sudamericanos vinculados, en distintos oficios, a asuntos de seguridad y defensa, los motivos que animaban a cada nación a participar en misiones internacionales -de paz, de estabilización o de lo que toque según el caso-. Me sorprendió el cinismo galopante del que hicieron gala: el único objetivo -explicación y justificación- de aquellos que participan en esas misiones es -era y será, según su percepción de la cosa- obtener algún tipo de beneficio material o político para los participantes. El dúo de españoles decíamos que no, que hay motivos de responsabilidad internacional, de solidaridad, de ayudar porque a veces esa es la obligación y el compromiso.

Además, desde la perspectiva de la rentabilidad financiera, decíamos esas misiones salen caras -si alguien espera que los organismos multilaterales paguen puede sentarse a esperar-, el dinero que se pone en ellas suele ser a fondo perdido, y que esos supuestos beneficios futuros no aguantan la llegada de ataúdes envueltos con la bandera nacional.

En fin, posturas irreconciliables. Pero que me hacen temer que esa sea la idea que se tiene de estas misiones allí donde se realizan. Que los lugareños de cada rincón del mundo, donde hay un grupo de cascos azules o soldados de la OTAN no entienden que "hacemos" allí y que estarían mejor sin nosotros.

Y va a llegar el día en que, cuando alguien diga que debemos acudir en socorro de algún país con problemas, que la estabilidad está en juego, que es nuestra responsabilidad como países del primer mundo y demás, vamos a responder que mejor no; que el "país X" es un avispero, que el riesgo no merece la pena y que mejor montamos una cuarentena internacional, aislamos al país problema y nos entendemos con aquellos que en medio del marasmo parezcan los más fuertes... Espero que no lleguemos a eso, pero vamos en camino.

_________________________________________________________________________________

Vuelvo ahora sobre la noticia y veo que nuestros inefables políticos siguen diciendo mentecateces en cuanto abren la boca.

Don Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro del Interior, ha dicho que el asesinato de los miembros de la Benemérita fue un "atentado terrorista premeditado".

¡Caramba! ¿Acaso hay atentados terroristas accidentales? ¿No implica cualquier atentado una planificación? No contento con eso, el ministro ha dicho que a pesar del ataque, la seguridad de la base de Qala-I-Now ha sido "correcta" y "adecuada" porque el terrorista fue abatido. Yo no alcanzo a establecer la relación que para Pérez Rubalcaba es clara. ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra? 

Parece que la opinión pública española no pueda procesar la realidad: los terroristas matan. Los talibanes son el enemigo.

Así que los ciudadanos pasaremos por semejantes palabras de puntillas. Dando la razón al ministro por darnoslo todo masticado y sin ganas de afrontar las cosas como son. Blanditos, creyendo que en Afganistán no hay guerra y que por el mundo todos son angelitos y nos quieren bien. 

Y si a alguien se le ocurre decir algo sobre el "brillante" análisis del ministro, rápidamente le acusarán de antipatriota y de intentar sacar provecho político de los muertos.  

martes, agosto 24, 2010

Y si Obama es musulmán...¿qué?

Resulta que hay un montón de gente en Estados Unidos -y me imagino que allende los mares- que cree que Obama es seguidor del Islam. Encima parece que el GOP, bastante despistado, jugando más a que pierdan ellos a ganar por algún mérito propio y arrastrado por el peso de unos cuantos comunicadores bastante, digamos, polémicos -¿no les recuerda algo? Si a lo mejor va a resultar que España es, efectivamente, la avanzada de Occidente y yo no me había enterado...- quiere estimular ese despiste para, mezclando con todo el debate sobre la mezquita en la Zona Cero, rascar unos cuantos votos de cara a las midterm de noviembre.

Y yo que no lo pillo. O sea que Obama rece mirando a La Meca, tenga un pastor de cualquiera de las ramas protestantes del cristianismo, sea ortodoxo, copto, judío, católico apostólico romano, ateo o agnóstico debería dar lo mismo. El derecho le avala -libertad religiosa- y ya es cuestión de elección personal y fe íntima. Y mientras su política no sea hacer cumplir la sharia, que rece lo que guste. 

Dicho lo cual, los que ahora tratan de rascar votos con estas naderías son los mismos que durante la campaña presidencial 2008, querían aprovechar las mentecateces del pastor de Obama, Jeremiah Wright, para que no llegase a la Casa Blanca. O sea, muy originales y, sobre todo, coherentes no es que sean.

Y, avezado lector, sí Obama tenía un pastor que se encargaba de meterle en líos hace un par de años, muy musulmán no parece ¿no? A no ser que se trate de una elaborada conspiración, cocinada a fuego lento, de unos alienigenas para dominar la tierra, o algo de ese estilo; en cuyo caso todo sería posible.

_________________________________________________________________

Addendum 24/08/2010: Sobre religión y política. Vinick lo dice mejor.

domingo, agosto 22, 2010

Doce Doce, lo olvidaba

A todos los que por aquí pasan, ayer escribí unas líneas en la entrega habitual de Doce Doce. Por si gustan.

miércoles, agosto 18, 2010

Como si el tiempo no hubiera pasado

Hace un par de meses Obama hizo pública la Estrategia de Seguridad Nacional (2010).



Dos análisis:1 y 2.

Se puede comparar con lo que fueron las Estrategias de Seguridad Nacional de 2002 (también en español) y 2006.




Opiniones al respecto: 1, 2, 3 y 4.

--------------------------------------------------------------------------------------------

No estaba de más acabar con al etiqueta "War on Terror" que ha despistado mas que otra cosa a la hora de definir y ordenar prioridades, estrategias y objetivos. Por otra parte, se nota que, como han apuntado varios, el presidente Obama es un hombre con un único objetivo: la economía. 

Por contra, parece que no hubieran pasado nueve años de Bush, del 11/S y de tantas otras cosas para volver a Clinton sin más. Echo de menos la supuesta renovación que Obama debía traer. Y también echo de menos algo sobre América Latina que apenas aparece. Pero esto, supongo, es la proyección de mis propios intereses y perspectivas.

domingo, agosto 15, 2010

Doce Doce: ¿bañadores históricos?

En Doce Doce hoy: bañadores y siluetas playeras.

McC, Wikileaks, Petraeus, etc.: AfPak en movimiento

Desde que Obama llegó a la presidencia Afganistán -y Pakistán- (o AfPak como dicen muchos expertos para demostrar que la guerra afecta e involucra a ambos países por igual) ha sido el centro de atención de su política exterior -sin querer decir que la política exterior sea algo estrictamente militar, error en el que se incurre a menudo, y no pocas veces, por ejemplo, en el Pentágono minusvalorando otros instrumentos a disposición de un Estado para proyectarse en el escenario internacional- e Iraq el engorroso legado. Guerras de elección y de necesidad. Simplemente repasando la cantidad de páginas que se le dedicado a Afganistán en el Washington Post, entre opinión, reportajes y artículos de todo tipo, se podría publicar el equivalente en volumen a las Páginas Amarillas. En próximos días veré si saco algo de tiempo para hacer una recopilación.


Durante mi ausencia la cosa ha resonado con virulencia por dos motivos:


1°- Stanley McChrystal, en pleno auge y caída, todo en unas pocas páginas y unos minutos, sustituido por su superior Petraeus, y


2°- Wikileaks -la bastante discutible web- y las filtraciones que iban a cambiar nuestra percepción de la guerra de Afganistán, pero que en realidad no añaden nada significativo a lo que sabíamos de antes. ¿Son nuevas las dudas sobre el ambivalente papel de Pakistán? ¿Nadie sabía que ha habido bajas por fuego amigo errores? ¿Que Obama había "expandido" las operaciones especiales para eliminar a los líderes talibanes se había escondido a la opinión pública? ¿Es novedad que alguien "revele" que el uso de drones ha aumentado significativamente? ¿Alguien se persigna al enterarse de que algunos señores de la guerra -angelitos- usan la guerra para dirimir cuitas privadas y sacar sus beneficios? No, pero dentro de poco otra ración. En el reportaje que causó la dimisión de McChrystal alguien de su staff ya dejaba caer algo como "si se supiera todo...".

Lo cierto es que con Wikileaks nada nuevo se ha sabido pero, eso sí, la filtración ha servido para hacer manifiesta la creciente oposición -¿hastío?- a esa guerra, que se empieza a hacer palpable en Estados Unidos -hasta algunos republicanos olvidan los motivos que llevaron allí a la Coalición... lo que lleva a más discusiones internas-. Si la cosa está así en la república imperial, cómo no estará entre los demás aliados y miembros de la ISAF -por supuesto, España es excepción, ese debate que está por doquier ni nos roza y en parte, hay que decirlo porque la estrategia de COIN se parece bastante a lo que ya venía haciendo el contingente nacional allí desplegado-.


Sumen al cuadro al Gen. David Petraeus, máximo exponente de la estrategia de Contrainsurgencia que McChrystal estaba aplicando, desvaneciéndose durante su audiencia de confirmación ante el Senado.

La sensación de preocupación en la opinión pública fue abrumadora. Más allá de la anécdota del desmayo cabe preguntarse qué significa para Petraeus volver a la arena tras haber estado al mando de CENTCOM. Para empezar ha hablado de victoria y parece que puede, digo puede, haber modificación de las reglas de enfrentamiento o encuentro o cómo sea la mejor traducción para rules of engagement, que todavía no lo tengo claro. 

El debate vuelve a la trinchera política -con cada vez más voces hablando de retirada y el Pentágono haciendo economías- y se aleja del teatro de operaciones. Hay cansancio y, la verdad, pensar que va a brotar un Estado afgano viable en poco tiempo es ingenuo, por lo que los hay que creen que ya se ha hecho suficiente y es hora de retirarse.

Pero como lo que pasa en los despachos influye en el terreno y lo que viven las tropas debe alimentar las decisiones al más alto nivel recomiendo dos documentales: Restrepo y The Tillman Story. No hay opinión ni debate sobre los objetivos a largo plazo ni sobre política. Hay sudor, tedio y combates. Vean y valoren.

------------------------------------------------------------------------------------------

ADDENDUM 18/08/2010: Ah, sobre la caída de McChrystal creo que este artículo apunta un asunto clave... aunque no haya sido el único.

sábado, junio 12, 2010

Off line

Notifico que por realización de un curso de capacitación profesional las actualizaciones en el blog se harán de rogar. Disculpen los inconvenientes. De todos modos, como hay mundial de fútbol -¿quedaba alguno sin saberlo?- pueden ocupar bien su tiempo.

Saludos,
DT

miércoles, mayo 26, 2010

Doce Doce. Tiras cómicas

En Doce Doce les dejo unas tiras cómicas. Muy de nuestros días y usos.

domingo, mayo 23, 2010

domingo, mayo 09, 2010

Galeria de citas y frases célebres (VII)

"En el mundo sólo hay dos maneras de triunfar: por la propia capacidad o por la imbecilidad ajena".
Jean de la Bruyére

Hoy aplicable al trío Cameron - Brown - Clegg, mañana valdrá para... más frases del amigo Jean

---------------------------------------------------------------------------------------------------------
"¿No estarás meando en piscina ajena?"
Lo decía el Sgto. Al Powell (Reginald VelJohnson) al querido John McClane en Die Hard 2

Alguien, OEA o similar, debería decirle esto a Chávez por su constante intromisión en elecciones que no le tocan.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------
"El funky es una mierda".
Según declaró Joe Hallenbeck (Bruce Willis), The last Boy Scout

Es una declaración que se cumple en 9 de cada 10 ocasiones.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------


"Amigo, antes de que se decida a salvar su mundo, me gustaría decirle que el mundo no quiere ser salvado".
La cita sale de alguna oscura película de serie Z, con Chuck Norris o sucedáneo, de la que no tengo más detalles.

Otra cosa que alguien debería decirle a Chávez, Evo y compañía, tan interesados que están en salvarnos de todos los males del mundo... ¡qué pesados! ¿por qué no me dejan condenarme tranquilo con el capitalismo, el pollo frito o lo que se me ocurra?

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

"El fondo está sembrado de buenas personas, Albert. Sólo el aceite y los bastardos ascienden".
Paul Newman - Harper, P. I.

Norma de aplicación discrecional. Ideal para dedicarle a cualquier querido medrador.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

“Oiga amigo (…), estoy haciendo todo lo posible por convencerme de que es fundamentalmente una buena persona. Ayúdeme un poco, ¿quiere?”
Raymond CHANDLER: La dama del lago, Ed. Debate, Madrid, 1991, pág. 38

Me lo digo a mi mismo con cada uno de los candidatos a la presidencia de Colombia...

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

“For years I’ve heard the question: How could an actor be President? I've sometimes wondered how could you be President and not be an actor”.
Ronald REAGAN

Para que lo recuerden todos aquellos que dicen que Obama es pura apariencia...

Doce Doce... foto y ¿preocupación?

Me pregunto en Doce Doce si debo preocuparme. Una foto me obliga a la pregunta. ¿Ustedes qué dicen?

viernes, mayo 07, 2010

Una Diplomacia en Ruinas

Recupero una Tercera de 13 de noviembre de 2007 de D. Florentino Portero, al hilo de lo que ha escrito recientemente en su blog. Encaja como si lo hubiera escrito ayer ¿no?


Una diplomacia en ruinas


LA sociedad española está entre atónita, avergonzada y escandalizada por el papel de nuestra diplomacia en el mundo. Empieza a ser normal que el Rey tenga que oír en sus visitas oficiales cosas a las que, afortunadamente, no estaba acostumbrado. Lo ocurrido en la Cumbre Iberoamericana no deja de ser la gota que colma el vaso, la expresión en imágenes de la situación patética a la que hemos llegado.


Aquellos a los que injustificadamente se apoya, abandonando nuestro compromiso con la defensa de la democracia, son los que nos acusan de ser de-mócratas, ellos dicen «fascistas», y de que nuestras empresas inviertan en sus países, comprometiendo nuestros ahorros con su destino nacional. Todo ello en la cara de quien representa nuestra continuidad histórica, nuestra unidad y nuestros valores. Ese es el premio que recoge Zapatero por vincular la democracia española con movimientos radicales, por ceder a sus presiones sobre nuestras empresas, por regalar dinero del contribuyente español en forma de ayuda a regímenes que ansían acabar con las instituciones representativas.


La Corona ha sido expuesta a una situación tan violenta como innecesaria. A la vista de lo ocurrido el primer día de sesiones, el Gobierno debía haber sugerido al Rey su no asistencia, como señal de disgusto y como medida de prudencia para evitar lo que finalmente ocurrió. Una institución tan importante y delicada como la Corona no puede asociarse a espectáculos tan penosos como los acaecidos en Santiago de Chile. Es el Presidente del Gobierno quien tiene que lidiar con esas situaciones, con energía e inteligencia.


La Cumbre permitió a Chávez organizar uno de sus números circenses a costa de España, a su juicio quintaesencia de los males que asolan el continente. Buscó el enfrentamiento y lo consiguió, arrastrando al propio Rey a una escena impropia de su condición. Lo ocurrido le ha permitido seguir en primera línea informativa y continuará explotando el suceso. La política de Zapatero en América Latina se ha venido abajo. Ya nadie puede dudar de que jugar a la revolución con bolivarianos y demás calaña no era sólo una frivolidad, era, sobre todo, un atentado contra nuestros intereses nacionales.


Con la legislatura casi vencida los resultados de la diplomacia de Zapatero están a la vista. Hemos desaparecido de los foros de decisión para acabar de la mano de tiranos y corruptos de distinta condición. Los intereses nacionales han sido abandonados en pos de iniciativas tan mal fundamentadas como peligrosas. Nuestra autoridad se ha esfumado tanto en Iberoamérica como en Europa. De Washington para qué hablar. En el Mundo Árabe hemos caído en brazos de los regímenes más peligrosos, para escándalo de nuestros amigos tradicionales en la región. El daño ocasionado es tan grande que tardaremos muchos años en recuperar una parte considerable de lo perdido. No es realista pensar que podamos volver a gozar de la influencia que teníamos antes de la llegada de Zapatero, porque hemos mostrado al mundo hasta qué punto estamos divididos y, por lo tanto, nuestra inconsistencia como aliados.


La regeneración de la política exterior de España sólo puede llegar del Partido Popular. Una victoria electoral de Mariano Rajoy es la conditio sine qua non para poner fin a este desastroso período de nuestra historia nacional caracterizado, como recientemente señaló Esperanza Aguirre, por el intento de enfrentar a unos españoles con otros, de reabrir profundas heridas en la memoria colectiva. Una derrota del Partido Socialista llevaría a la defenestración de sus actuales dirigentes y a un cambio de estrategia. Sólo entonces cabría esperar una vuelta a la cordura.


La política exterior española ha carecido durante años de una argumentación pública, de un discurso comprendido y asumido por la población. Éste es el momento. Rajoy tiene la oportunidad de ofrecer a los españoles un programa de política exterior que nos ayude a entender cuál es el papel que queremos jugar en la escena internacional y a recuperar parte del protagonismo perdido. Una tarea que sólo se comprendería plenamente dentro de otra de mayor calado: la reconstrucción de la identidad española. Un reto que Rajoy ha asumido, lo que millones de españoles le agradecemos. Sólo sabiendo quiénes somos podremos definir cuáles son nuestros valores, nuestros intereses y el papel internacional que queremos desempeñar. España es un todo. No basta con tratar de restablecer su organización territorial o combatir con firmeza y desde la ley el terrorismo independentista, hay que afrontar la reconstitución nacional desde todos sus flancos.


La política exterior de una nación democrática sólo puede fundamentarse en su historia y valores. No somos un estado recién constituido, sino uno de los más antiguos de Europa. La experiencia y las vivencias de siglos están presentes, pero tamizadas por los valores y sentimientos de los españoles de hoy. Una síntesis que está recogida en el texto de nuestra Constitución. España es una nación democrática, que cree en los derechos del individuo, que se siente solidaria con quien lo necesita, y que es parte consustancial de Occidente. La dimensión internacional de España debe estar imbuida de estos principios. No podemos alentar ni quedarnos de brazos cruzados ante regímenes dictatoriales de ningún signo. Es inaceptable, e incomprensible para nuestros aliados, que España actúe como embajadora de la Cuba castrista, del movimiento bolivariano de Chávez, del régimen sirio o, peor aún, que se lance a insensatas e irresponsables iniciativas siguiendo la estela y de la mano de Irán. España debe estar junto a las naciones democráticas y colaborando solidariamente en la promoción de la libertad, de la justicia social y de los mercados abiertos, porque no hay mejor garantía para la paz que una sociedad internacional formada por gobiernos responsables sometidos al imperio de la ley.


España debe volver a ser un actor relevante en la construcción europea. Tenemos cosas que decir y experiencias que compartir. Fuimos en Europa un socio ejemplar; supimos aprovechar y agradecer las ayudas que nos concedieron; lideramos la reacción frente al inmovilismo en que había caído, reacción que hoy capitanean otros. No es aceptable, más aún es humillante, que España haya desaparecido de las discusiones importantes y haya pasado a ser un socio tan silencioso como obediente. Europa tiene ante sí graves retos y no está claro que los pueda superar. Tenemos que volver a situarnos a la cabeza de aquellos que apuestan por la liberalización económica; por una mejor educación y una superior investigación; por la defensa de los valores occidentales; por una posición firme frente al terrorismo yihadista y a la influencia islamista sobre nuestros conciudadanos musulmanes; por una presencia internacional comprometida con la defensa de la democracia y los mercados abiertos.


En Afganistán estamos luchando por la libertad frente al fundamentalismo islamista. El resultado de ese conflicto, como el de Iraq, será decisivo para el desarrollo de otro de más envergadura que incluye a los ya citados: el que enfrenta al islam radical con el mundo musulmán y con Occidente. Siendo consecuentes deberíamos realizar una contribución más generosa y comprometida.


Aunque la política exterior y de defensa no suele ser materia de interés fundamental en las campañas electorales, las circunstancias exigen una toma de posición firme, un esfuerzo doctrinal para ilusionar a los españoles sobre un aspecto de nuestra política nacional que se encuentra en quiebra y amenaza ruina. Si Mariano Rajoy no aprovecha esta oportunidad, la España liberal-conservadora habrá perdido una ocasión de oro. No basta con reivindicar el sentido común. Hay que ganar la batalla de las ideas.


FLORENTINO PORTERO
Analista del Grupo de Estudios Estratégicos GEES

domingo, mayo 02, 2010

Doce Doce. Situando las cosas... en Colombia

Hoy en Doce Doce, un panorama descriptivo de cómo están las cosas de cara a las presidenciales colombianas.

miércoles, abril 21, 2010

Doce Doce. Los transgénicos son los culpables

En Doce Doce con palabras sorprendentes, sabias y espectaculares de un insigne filósofo: ¿Platón? ¿Ortega? ¿Santo Tomás? ¿Descartes? No. Evo Morales.

martes, abril 20, 2010

Descansen en paz

Diez días sin internet tienen la culpa. Cuando la conexión ha vuelto leo una noticia inesperada. No es la primera de este tipo ni será la última. Siempre me apenan sinceramente. Este caso es un poco especial.

Al igual que el autor del post conocía al piloto. Misma época. Mismas circunstancias. Esa foto de familia con polo azúl es una de las muy pocas que conservo de ese pasado. En el armario madrileño que guarda mis pertenencias mientras doy vueltas por el mundo, esa misma camiseta azúl reposa. Número "3" a la espalda. La conservo como conservo todas las camisetas de esos años. No las visto más allá de la comodidad de la casa en invierno. El estado de conservación no es el óptimo ni uso la misma talla. Pero con qué orgullo me las pongo cuando se dan las condiciones propicias.

Como a todos los de la Hermandad del Balón Ovalado, hace mucho que no le trataba, así que no me atreveré a llamarle amigo. Pero ni tiempo ni distancia hacen que no sienta su muerte de manera especial. Manuel Dormido forma parte de recuerdos de aquel breve período de mi vida. Un buen tipo. Simpático. Bienhumorado. Avispado.

Descanse en paz. Descansen en paz los cuatro militares españoles que han dejado la vida en Haití.

viernes, abril 16, 2010

Repent

Sin otra cosa que añadir por el momento...

Visto aquí

miércoles, abril 07, 2010

Maravillas revertianas (IX): Por qué van a ganar los malos

Uno de los textos más claros -como si alguno no lo fuera, por otra parte- de Arturo Pérez-Reverte, que entra por méritos propios en la selección del autor realizada en esta casa.

Por qué van a ganar los malos
ARTURO PÉREZ-REVERTE El Semanal 19 de febrero de 2006


De la movida mahometana me quedo con una foto. Dos jóvenes tocados con kufiyas alzan un cartel: Europa es el cáncer, el Islam es la respuesta. Y esos jóvenes están en Londres. Residen en pleno cáncer, quizá porque en otros sitios el trabajo, la salud, el culto de otra religión, la libertad de sostener ideas que no coincidan con la doctrina oficial del Estado, son imposibles. Ante esa foto reveladora –no se trata de occidentalizar el sano Islam, sino de islamizar un enfermo Occidente–, lo demás son milongas. Los quiebros de cintura de algunos gobernantes europeos, la claudicación y el pasteleo de otros, la firmeza de los menos, no alteran la situación, ni el futuro. En Europa, un tonto del haba puede titular su obra Me cago en Dios, y la gente protestar en libertad ante el teatro, y los tribunales, si procede, decidir al respecto. Es cierto que, en otros tiempos, en Europa se quemaba por cosas así. Pero las hogueras de la Inquisición se apagaron –aunque algún obispo lo lamente todavía– cuando Voltaire escribió: «No estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero lucharé hasta la muerte para que nadie le impida decirlo».
Aclarado ese punto, creo que la alianza de civilizaciones es un camelo idiota, y que además es imposible. El Islam y Occidente no se aliarán jamás. Podrán coexistir con cuidado y tolerancia, intercambiando gentes e ideas en una ósmosis tan inevitable como necesaria. Pero quienes hablan de integración y fusión intercultural no saben lo que dicen. Quien conoce el mundo islámico –algunos viajamos por él durante veintiún años– comprende que el Islam resulta incompatible con la palabra progreso como la entendemos en Occidente, que allí la separación entre Iglesia y Estado es impensable, y que mientras en Europa el cristianismo y sus clérigos, a regañadientes, claudicaron ante las ideas ilustradas y la libertad del ciudadano, el Islam, férreamente controlado por los suyos, no renuncia a regir todos y cada uno de los aspectos de la vida personal de los creyentes. Y si lo dejan, también de los no creyentes. Nada de derechos humanos como los entendemos aquí, nada de libertad individual. Ninguna ley por encima de la Charia. Eso hace la presión social enorme. El qué dirán es fundamental. La opinión de los vecinos, del barrio, del entorno. Y lo más terrible: no sólo hay que ser buen musulmán, hay que demostrarlo.
En cuanto a Occidente, ya no se trata sólo de un conflicto añejo, dormido durante cinco siglos, entre dos concepciones opuestas del mundo. Millones de musulmanes vinieron a Europa en busca de una vida mejor. Están aquí, se van a quedar para siempre y vendrán más. Pero, pese a la buena voluntad de casi todos ellos, y pese también a la favorable disposición de muchos europeos que los acogen, hay cosas imposibles, integraciones dificilísimas, concepciones culturales, sociales, religiosas, que jamás podrán conciliarse con un régimen de plenas libertades. Es falaz lo del respeto mutuo. Y peligroso. ¿Debo respetar a quien castiga a adúlteras u homosexuales? Occidente es democrático, pero el Islam no lo es. Ni siquiera el comunismo logró penetrar en él: se mantiene tenaz e imbatible como una roca. «Usaremos vuestra democracia para destruir vuestra democracia», ha dicho Omar Bin Bakri, uno de sus los principales ideólogos radicales. Occidente es débil e inmoral, y los vamos a reventar con sus propias contradicciones. Frente a eso, la única táctica defensiva, siempre y cuando uno quiera defenderse, es la firmeza y las cosas claras. Usted viene aquí, trabaja y vive. Vale. Pero no llame puta a mi hija –ni a la suya– porque use minifalda, ni lapide a mi mujer –ni a la suya– porque se líe con el del butano. Aquí respeta usted las reglas o se va a tomar por saco. Hace tiempo, los Reyes Católicos hicieron lo que su tiempo aconsejaba: el que no trague, fuera. Hoy eso es imposible, por suerte para la libertad que tal vez nos destruya, y por desgracia para esta contradictoria y cobarde Europa, sentenciada por el curso implacable de una Historia en la que, pese a los cuentos de hadas que vocea tanto cantamañanas –vayan a las bibliotecas y léanlo, imbéciles– sólo los fuertes vencen, y sobreviven. Por eso los chicos de la pancarta de Londres y sus primos de la otra orilla van a ganar, y lo saben. Tienen fe, tienen hambre, tienen desesperación, tienen los cojones en su sitio. Y nos han calado bien. Conocen el cáncer. Les basta observar la escalofriante sonrisa de las ratas dispuestas a congraciarse con el verdugo.

Nota breve en Doce Doce

En Doce Doce disfrutando con comentarios del ilustre Santiago Carrillo. Perlas del saber, sin duda.

miércoles, marzo 31, 2010

Sin reelección pero con elecciones

Hace unas semanas se acabó la incertidumbre. La duda que ha paralizado la vida política del país durante al menos dos años -que se dice pronto- se evaporó.

La tensión que, por no haber sido aclarada antes, ha polarizado a los que están metidos en la actividad política de manera ostensible, dio paso al desenfreno e hiperactividad electoralista.

Mientras no se sabía si salía cara o cruz reformas necesarias se han visto frenadas.

Unas cuantas personalidades políticas de peso se han quemado en el camino por no ser capaces de controlar los tiempos, apoyos, aparatos o por manifestar deseos -legítimos, pero que debieron permanecer inconfesables-. 


Sólo los ejes clave han permanecido invariables. El sello distintivo y característico del Ejecutivo. También se ha tenido que lidiar con escándalos. ¿Demasiados? Puede ser. Casi todos bajo investigación judicial, dicho sea de paso.

Pulcro acatamiento de la decisión de la Corte. Por si alguien tenía dudas. Especialmente, los que buscaban equiparar al presidente con su vecino revolucionario. En Colombia las instituciones no se acomodan a la voz del Único y se contrapesan de manera efectiva. Son independientes. Se pelean -incluso hasta límites contraproduentes-. Lo que está muy lejos de pasar bajo el gobierno bolivariano. ¿Separación de poderes? No se estila ni se concibe.

Volviendo a Colombia, todo esto se ha traducido en desgaste y polarización extrema. Enorme desgaste de todo el sistema político. De los políticos y de un gobierno que tendría que haber salido por la puerta grande, pero que aislado en su "encrucijada del alma" parecía ceder la iniciativa con el cierren filas como táctica. La duda ha movilizado a todos los que han visto una ventana de oportunidad como aquellos que han visto el peligro de vueltas atras.

Todas las instituciones se han visto afectadas. La judicatura, a ratos, ha actuado como partido judicial.

No hay Fiscal General de la Nación. Algunas ONGs y defensores de derechos humanos han desarrollado una agenda de oposición, a veces sirviendo de parapeto a otros.

En el Palacio de Nariño algunos colaboradores del presidente han estado más preocupados por otear su propio futuro que en otras cosas, dejando mas carga de la debida sobre alguien ya de por si propenso a "microgestionar". Así que gran atasco.

Las Cámaras atenazadas por escándalos, tácticas y conveniencias. Hasta tal punto que las elecciones a ambas Cámaras apenas gozaron de alguna atención hasta que la suerte del referendo quedó decidida.

Y los partidos políticos, en especial del Partido de la U -que todavía no ha sido capaz de abandonar su naturaleza de movimiento personalista hacia partido de masas y programa definido- han sido convidados de piedra en una fiesta en la que deberían haber garantizado estructuras y procedimientos claros y solventes.


Mientras, los países de la región miran y, algunosactúan.


Un presidente tenaz y bravo, arisco y difícil. Un político de casta y de talento. Creo que cómo se escriba la historia a corto plazo tendrá implicaciones de largo alcance. Porque se anticipan peleas de gran trascendencia alrededor de su persona y su gobierno.

Yo también he estado con "la encrucijada del alma". La limitación de mandatos es, de manera general, buena. La tensión de gobernar un país como Colombia es inmensa y pasa facturas, incluso en un trabajador infatigable como Uribe (comparen las fotos hace 8 años y ahora). Así que por ese lado a favor de la retirada del presidente, dando paso a otros.

Pero, claro es que los otros no han sido muy de mi gusto, para que negarlo. Así como Uribe es un político popular, no sólo porque haya gozado de alta aprobación sino porque los colombianos le sienten como persona cercana, familiar, los actuales aspirantes son perfectos para la clase media bogotana -o europea o estadounidense-, gente de alto nivel de estudios, casi todos con cargos de responsabilidad a sus espaldas, pero que no sé si conectan con la ciudadanía.

Por otra parte, quedan muchas dudas de si los candidatos asumirán las políticas de seguridad democrática y presión sobre la guerrilla y la delincuencia con determinación y como políticas de Estado o sí, como suele, tras un presidente "halcón" llegue una "paloma" que afloje y entre en negociaciones y despejes tipo Cagúan. La memoria es corta y casi nadie recuerda lo que era Colombia hace 10 o 15 años. El mejor candidato en el Hemisferio occidental para convertirse en un Estado fallido. Ni más ni menos. Ahí las zozobras.

Y otro punto de preocupación: qué va a pasar con el presidente Uribe el día que abandone el Palacio de Nariño. Hay intención de someterle a persecución implacable para denunciarle ante las instancias que se presten al juego -un poco como aquí-. El desprestigio del presidente, sería el desprestigio de su acción de gobierno... ¿quién se beneficiaría de ello?

Con un panorama así mucho se juega en las elecciones presidenciales... pero de eso hablaremos más adelante. Osea que esto queda en "To be continued".

A la vuelta de Semana Santa -disfruten de los días festivos y participen de las tradiciones a las que tengan apego-, en Doce Doce, iremos con el panorama electoral colombiano de cara a las presidenciales, revisando los resultados de las elecciones parlamentarias del pasado 14 de marzo, del primer debate televisado entre todos los candidatos y alguna encuesta.

Ahora a descansar.

martes, marzo 30, 2010

Altas y bajas

El anunciado y debido proceso de actualización y retoques del blog está en curso. No creo que vaya a hacer grandes cambios de formato -cuestión de tiempo- y la cosa se va a concentrar en el blogroll, donde algunos clásicos van a salir para dejar sitio a algunas novedades -cuestión de espacio-. 

Los hay que se quedan con reservas y los que retiro están fundamentalmente blogs que tienen poco movimiento -como mi propio tecleo de bloguero perezoso- y aquellos que han suspendido su actividad de forma permanente -para que negar que hace dos meses consideré tomar esa vía-.

Espero que los nuevos se hagan notar y brinden momentos de diversión y reflexión como los que retiro.

Queda en la duda el blog de Gustavo de Arístegui, instrumento de un político que solía decir cosas de interés y con conocimiento de causa. Lamentablemente ya no está en ese papel -supongo que tanto por el mismo como por el entorno del PP que no anima a casi nada-. No es el único que se hace rogar. Espero que otros vayan retomando pasadas cadencias y ritmos y que sus voces resuenen de nuevo.

Salen del blogroll -pero aquí quedan los enlaces y si se detectan nuevos movimientos en el futuro recuperarán su lugar-: ... y todo lo demás, Curiosidades de nuestro curioso mundo y Hesperidae -cuyo autores mudaron al mismo edificio-, los Libros de Fausto, Trampa 22,  Que más da 8 que 80 y algún otro que ahora quizás olvido porque soy así de desmemoriado.

Especialmente triste me dejó el cierre de El Alijar, no por su mero cierre -cada cual decide cuando abrir y cuando cerrar su casa- sino por la dolorosísima forma en que se produjo. Ni que decir tiene que su frustración está más que justificada.

Aprovecho para desear lo mejor a Don Jorge Aspizua Turrión. El parte me anima. Esperamos que mejore y vuelva pronto.

viernes, marzo 26, 2010

La Utopia Integradora

Hace poco los presidentes del continente americano decidieron inventarse un nuevo ¿organismo multilateral?, ¿mecanismo de concertación y diálogo? o vaya usted a saber qué, bajo la premisa de mantener fuera a Estados Unidos y Canadá. La idea se llama de momento Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. Por supuesto, a la presente ni tiene sede, ni estructura, ni organigrama, mandato, reglamentos, ni jefe ni nada de nada. Será porque con la OEA, Unasur, las Cumbres Iberoamericanas, la Comunidad Sudamericana de Naciones, el Grupo de Río, el ALBA y los procesos de integración subregional no basta, ¿no?

¿Quién va a pagar por el nuevo invento? Estados Unidos paga -a regañadientes pero paga- por la OEA. España paga por las Cumbres Iberoamericanas... Sin dinero el juguete será otra inutilidad.

¿Quién liderará y qué estructura se le va a dar al nuevo invento? Sin ímpulso pólítico, compromiso y una dirección, un liderazgo sólido con respaldo de uno o varios países no habrá Comunidad de Estados ni grupo de vecinos que funcione. ¿Alguien dispuesto a liderar y a asumir el coste del liderazgo?

Recupero una columna sobre el asunto de RAMÓN PÉREZ-MAURA (18-4-2007 - ABC)

La bella defensa de la integración latinoamericana realizada por varios ponentes en la IV Conferencia Internacional de ABC chocó con una realidad insoslayable muy bien descrita por el investigador del Elcano Carlos Malamud: «La parálisis es la característica de los procesos de integración en América Latina». Y frente a la excusa habitual, la de culpar a Estados Unidos de los propios fracasos, Malamud resumió con precisión el problema interno: dos excesos en casi todos los países de la comunidad hispana -retórica y nacionalismo- y un déficit, el de liderazgo.



Ahora hay quienes creen que ha surgido un nuevo liderazgo en torno a la figura de Hugo Chávez. ¿Quién puede negar que el comandante denota dotes caudillistas? El caudillismo puede ser útil en una región en la que están 17 de los 50 países más vulnerables del mundo a riesgos catastróficos, según el dato que aportó el economista del Banco Mundial Luis Guasch. Pero llega un momento en que el marcado nacionalismo se convierte en una eficaz barrera frente al neobolivarianismo de Chávez. Y anteponemos el neo porque como bien dijo Malamud, ni Bolívar dedicó nunca un minuto a Brasil -y ahora Lula lo cita con frecuencia para ser políticamente correcto- ni nunca quiso hacer nada parecido al proyecto chavista. Lo que él quería era amalgamar el Imperio Español. ¿Bolívar y el Imperio Español? Vade retro.
Para más sobre integración regional recomendamos rastrear artículos del mentado Carlos Malamud (por ejemplo) y de Cástor Díaz-Barrado

Sobre cómo relacionarse con dictadores...

Ahora que se ha puesto de moda hablar un poco -ligerito y de pasada- sobre cómo debemos relacionarnos con dictadores -los Castro- e imitadores -Chávez-, recupero una columna de Alfonso Rojo. Básicamente, como hay que tratar con todos estos elementos porque no queda más remedio -si los Estados sólo se relacionasen con los amigos y aliados las Cumbres se quedarían en planicie-, pues hay que hacerlo pragmáticamente, pero sin dar apoyo político -o sea justo al revés de como gusta hacer al nuestro gobierno-, y buscando influir a largo plazo y tal. 

Pero creo que el argumento de Rojo adolece de conexión con la realidad en un punto: ¿por qué un jerifalte de dictadura al uso va a querer mandar a su churumbel a un centro de estudios español? Para que no aprenda nada ya lo manejan en casa y si quieren que el dinero gastado salga a cuenta, que cada céntimo obtenido del salario y otras corruptelas cuesta, pues se le manda a Estados Unidos, Inglaterra, Francia y así.

Así que vamos a tener que hacer algo para atraernos a semejante personal porque si es por la oferta educativa, vamos apañados. Diversificar y turismo de calidad tendrá que ser ¿no?

Al otro lado del charco - ALFONSO ROJO (ABC - 26/06/2008 página 38)


No les voy a poner la cabeza como un bombo, clamando contra la forma en que se enseña Historia de España o recordando que cualquier escolar, aquí, está al tanto de las supuestas hazañas de un criminal ecológico como Búfalo Bill y no tiene ni puñetera idea de las proezas de Hernán Cortés o Francisco Pizarro.


El otro día escuché al siempre ponderado Carlos Solchaga repetir eso de que es mucho más sencillo para un español «por idioma y afinidad cultural» hacer negocios en Hispanoamérica, que para un norteamericano, un inglés, un francés o un alemán.


La frase tiene un fondo de verdad, pero me llama la atención que lumbreras, como el ex ministro socialista, no se pregunten en voz alta si nuestro país está haciendo todo lo que se deberá hacer para aprovechar ese inmenso filón que es la sintonía en el idioma, la cultura, los valores y hasta los genes con una comunidad de más de 500 millones de seres humanos.


No está de más comparar. Los británicos tienen eso que se llama Commonwealth, donde se agrupan 53 países que comparten lazos históricos con el Reino Unido.


Los franceses no sólo gozan de una rentable influencia en África, apuntalada por una disuasoria presencia militar, sino que han articulado gracias a la Alliance Franchise- una tupida red cultural muy rentable.


Sólo en España, la Alliance cuenta con 21 centros, casi los mismos que nuestro alabado Instituto Cervantes tiene en todo el continente americano.


Lo que se echa en falta en España son ganas y es planificación. Estás cosas no se pueden dejar al albur. Hay que diseñarlas como si de una estrategia militar se refiere y eso implica, además de abrir aulas culturales y centros de enseñanza del español, conceder becas y cursos de posgrado a granel.


Y en todos los ámbitos. Aunque nuestra política de Defensa sea muy alicorta, no costará nada facilitar a un buen número de oficiales procedentes del otro lado del Charco que se graduasen en la Academia Militar de Zaragoza. Alguno te saldrá rana, como nos ha pasado con el guineano Teodoro Obiang, pero la apuesta merece la pena.

jueves, marzo 25, 2010

viernes, marzo 19, 2010

Tradiciones: The Irish Way... St. Patricio

Recurriendo a las tradiciones de la casa, y al muy socorrido trabajo ajeno, subimos la buena ración de enlaces para gusto de los parroquianos que aún tienen alguna reserva de Guinness en casa o para aquellos que todavía están reponiéndose del miércoles. La selección musical de Towar como se estila en estas fechas tan señaladas:

- The Blood of Cuchulainn - Mychael & Jeff Danna

- The Celts - Enya

- Long Journey Home - Elvis Costello

- We Irish - Dolly Parton (cada cual con sus fijaciones, esto es muy del gusto del amigo Towar... sin decir yo que me disguste)


Como dice T. "Y que los Leprechauns os guíen..."

------------------------------------------------------------------------------------

¿Se puede sentir nostalgia de aquello que no se ha vivido? A veces creo que .

- Over the Hills and far away (Sharpe TV Series...las casacas rojas no desentonan ni entre el verde de San Patricio... aunque sé que esto puede encontrar algunas reticencias entre los más puristas)

miércoles, febrero 03, 2010

Julio Medem, profesión: sus genialidades

El cine español vive en su burbuja y en su crisis eterna, que a estas alturas es más cosa de quejarse que otra cosa. Se trata de decir que la cosa está fatal y que el Estado debe acudir al rescate... así que hay estamos todos los españoles sosteniendo un cine que no nos entusiasma, por decirlo con suavidad.

Sobre la enorme "simpatía" que me produce el Gremio -así, con mayúscula- no diré nada. Como les supongo espabilados, ya se imaginan. Cosas he escrito aquí y allá al respecto.

Pero a lo que voy es que, leyendo cosas como estas, a uno se le quitan las pocas ganas... ¿con tan atractivas propuestas fílmicas quieren que vayamos a ver una película? Antes preso. Encima de Julio Medem, ese genio incomprendido de extraordinario mundo interior -mundo interior que lamentablemente tiene la mala costumbre de mostrar con frecuencia...-. Un pesado, un plasta. Muy sensible, muy complejo, eso sí.