jueves, febrero 14, 2008

Espiando que es gerundio. ¿El síndrome de China?

Hace unos meses nos sorprendimos con aquesto y hace unos días con esto otro. Y como no es la primera vez, ¿habrá que empezar a ponerse suspicaces, no?

Recupero unas líneas del libro Negar la evidencia (Bob WOODWARD: State of denial. Bush at War part III, 2006). El episodio en cuestión se relata en el capítulo 25 y se produjo durante un almuerzo al que asistían el presidente Bush, el vicepresidente Cheney, Condoleezza Rice, Andy Card y David Kay que había estado en Iraq dirigiendo el equipo encargado de la búsqueda de las Armas de Destrucción Masiva -y que después siguió en la CIA como consultor-. Kay fue preguntado por las razones del fiasco en los servicios de inteligencia e información estadounidenses -y occidentales en general- y otros asuntos de inteligencia hasta llegar a las siguientes palabras:

"Las preguntas seguían fluyendo. Kay casi no pudo tocar su almuerzo. Card preguntó: "Usted nos habló sobre el servicio de inteligencia de Estados Unidos. ¿Quién, según piensa usted, tiene un servicio de inteligencia realmente bueno?"
"De acuerdo con mi experiencia, no son los británicos ni los israelies, pese a su reputación", dijo Kay. El MI6 y el Mossad eran leyendas en el mundo de los servicios de inteligencia, pero Kay dijo que no siempre se había impresionado con la utilidad de sus productos. "A mi juicio es el chino".
"Sí, siempre están tratando de robarnos nuestros secretos técnicos", dijo Bush."
(WOODWARD, Bob: Negar la evidencia, Barcelona, 2006, página 294).



Para reflexionar un rato ¿no?

2 comentarios:

Zorro de Segovia dijo...

querido Neocom, yo creo que los yankees son unos verdaderos cracks y que su servicio de inteligencia es el mejor. Otra cosa es que las conclusiones de sus espías no les gusten y luego las rediseñen a su gusto.

Pd. me ha gustado el detalle de la Cruz de Borgoña en tu blog. ¡Prietas las filas de nuestros tercios en Holanda!

Dick Turpin dijo...

Zorro,

no soy un experto en servicios de inteligencia y eso vaya por delante. Obviamente, yo soy de lso muy partidarios de un nexo atlántico fuerte.

Las informaciones que manejó son a través de algunos libros. Entre los que he manejado recientemente el citado de Woodward y el de Richard A. CLARKE: Contra todos los enemigos, no dejan bien librados a los servicios de inteligencia.

Relatan ambos muchos problemas (falta de agentes sobre el terreno, el FBI como fiasco durante la dirección de Louis Freeh, abundancia de información de corto plazo que no es procesada por ningún agente o grupo de agentes para contrastar fuentes y verosimilitud, etc.). Sobre todo, esto último, demasiada información en bruto -sin trabajo real de inteligencia- que llega a los políticos, inexpertos en desbrozar lo útil de lo inútil en este campo, a tener que decidir. Eso pone en el disparadero a agentes y a los propios políticos.

Además hay posturas mucho más críticas con la CIA como la de Caleb CARR en Lecciones del Terror.

Creéme, los 3 autores y otros muchso lo único que plantean son medios y reformas para hacer más eficientes sus servicios de inteligencia. Aunque como dice uno de ellos es muy difícil cambiar el rumbo de un portaaviones.

Y me alegra que te haya gustado el detalle de la cruz de Borgoña, fue uno de los últimos retoques que le he estado haciendo al blog. Si gustan mejor que mejor.

Saludos,
DT