jueves, agosto 07, 2008

Out of Order

Como los perspicaces habrán detectado hace un buen montón de días que no subimos nada a este rincón. ¿Motivo? Problemas técnicos ajenos a nuestra voluntad -cómo queda de bien soltar un tópico así-, que ya se extienden por casi un mes -y lo que te rondaré, morena-.

Así pues, mientras buscamos solución -apelamos a la bondad de los dioses- el blog está:



En cuanto sea posible volveremos a nuestras emisiones.

Un saludo a todos y buen verano,

DT

miércoles, julio 02, 2008

Júbilo y Prudencia: Libertad y Orden


Recibo la noticia y realmente siento una enorme felicidad. Júbilo. Sí, pero contenido. Aún quedan muchos secuestrados más.

Júbilo prudente; ojalá las FARC respete al resto de los secuestrados sin represalias y acepte que el tiempo de las armas acabó. Casi todos se lo han dicho ya.

----------------------------------------------------------------------------------------------
Item más en Doce Doce

lunes, junio 30, 2008

Doce Doce

Un poco de egomanía a mi salud en Doce Doce. Cortesía de la selección española de fútbol, campeona de Europa.

viernes, junio 27, 2008

Solidaridad con U&P: el fútbol como excusa

Tras tantos fiascos de la selección española, conocedores de la sensación de frustración futbolera, no cabe más que solidarizarse con Urkullu y Puigcercós. A estas horas les supongo doloridos.


Ahora, en el caso del España-Rusia no podrán negar que los muchachos de Luís Aragonés - aprovecho para reconocer que nunca había sido de aquellos que lo tienen en un pedestal, aunque su paso por el Mallorca ha ido mejorando la consideración profesional que le tenía- fueron claramente superiores. Supongo que ésto lo reconocerán deportivamente. Como caballeros. Puede incluso que tras las semifinales, visto lo visto, prefieran a la selección española de fútbol a la alemana, ¿no?


Si así no fuera cabría suponer que son gente prejuiciosa, pegados a atavismos ridículos y que cuando hacían que opinaban sobre fútbol en realidad hablaban de otra cosa, mezclando arteramente deporte y política con el único interés de molestar. Cosa que sería poco civilizada, nada considerada y un poco mequetrefe. Y desde luego, demostraría que son gente poco tolerante y dialogante. Pero como no dudo de la caballerosidad de Urkullu y Puigcercós, que no son liberales antipáticos, supongo que sin duda se limitaban a manifestar criterios de gusto estrictamente futbolístico. En caso contrario, véase lo que ayer escribía Ignacio Camacho. Para cuando el ABC lo retire de la consulta gratuita en internet, este otro enlace (aclaro que es el mismo texto "bloggeado" sin referencias).


---------------------------------------------------------------------------------------------
ADDENDUM: ¿Sin relación con lo anterior? Dick Turpin, como el Perdíu, también ha firmado.

miércoles, junio 25, 2008

Perdiendo el tiempo y tirando el dinero por el retrete

El Congreso se nota que está a lo que está. ¡Qué gusto da financiar esto!

Dinero bien invertido y la iniciativa por la que los ciudadanos clamaban. Esto y el teléfono de Aído son las decisiones por las que la política nos apasiona ¿no?

¡Qué cerebros! IU seguro que así sale de su crisis... ¿o será situación de desaceleración?

----------------------------------------------------------------------------------------
Al hilo de las brillanteces de algunos. Genial post de Alfa.

Citas y frases (V): bilingüe shakespeareano

Cosa grande de verdad. De puro grande va en versión original y doblada. ¿Hay mejor comienzo para una obra que éste?


SCENE I. London. A street.

Enter GLOUCESTER, solus
GLOUCESTER:


Now is the winter of our discontent
Made glorious summer by this sun of York;
And all the clouds that lour'd upon our house
In the deep bosom of the ocean buried.
Now are our brows bound with victorious wreaths;
Our bruised arms hung up for monuments;
Our stern alarums changed to merry meetings,
Our dreadful marches to delightful measures.
Grim-visaged war hath smooth'd his wrinkled front;
And now, instead of mounting barded steeds
To fright the souls of fearful adversaries,
He capers nimbly in a lady's chamber
To the lascivious pleasing of a lute.
But I, that am not shaped for sportive tricks,
Nor made to court an amorous looking-glass;
I, that am rudely stamp'd, and want love's majesty
To strut before a wanton ambling nymph;
I, that am curtail'd of this fair proportion,
Cheated of feature by dissembling nature,
Deformed, unfinish'd, sent before my time
Into this breathing world, scarce half made up,
And that so lamely and unfashionable
That dogs bark at me as I halt by them;
Why, I, in this weak piping time of peace,
Have no delight to pass away the time,
Unless to spy my shadow in the sun
And descant on mine own deformity:
And therefore, since I cannot prove a lover,
To entertain these fair well-spoken days,
I am determined to prove a villain
And hate the idle pleasures of these days.
Plots have I laid, inductions dangerous,
By drunken prophecies, libels and dreams,
To set my brother Clarence and the king
In deadly hate the one against the other:
And if King Edward be as true and just
As I am subtle, false and treacherous,
This day should Clarence closely be mew'd up,
About a prophecy, which says that 'G'
Of Edward's heirs the murderer shall be.
Dive, thoughts, down to my soul: here
Clarence comes."


Ahora en español:

Acto primero, escena primera

(Londres. Una calle)
Entra Gloucester
Gloucester: Ahora el invierno de nuestro descontento
se vuelve verano con este sol de York; y todas las nubes que se encapotaban sobre nuestra casa están sepultadas en el hondo seno del océano. Ahora nuestras frentes están ceñidas por guirnaldas victoriosas; nuestras melladas armas, colgadas e trofeos; nuestras amenazadoras llamadas al arma se han cambiado en alegres reuniones, nuestras temibles músicas de marcha, en danzas deliciosas. La guerra de hosco ceño ha alisado su arrugada frente; y ahora, en vez de cabalgar corceles armados para amedrentar las almas de los miedosos adversarios, hace ágiles cabriolas en el cuarto de una dama a la lasciva invitación de un laúd. Pero yo, que no estoy formado de bromas juguetonas, ni hecho para cortejar a un amoroso espejo; yo, que estoy toscamente acuñado, y carezco de la majestad del amor para pavonearme ante una lasciva ninfa contoneante; yo, que estoy privado de la hermosa proporción, despojado con trampas de la buena presencia por la Naturaleza alevosa; deforme inacabado, enviado antes de tiempo a este mundo que alienta; escasamente hecho a medias, y aun eso, tan tullido y desfigurado que los perros me ladran cuando me paro ante ellos; yo, entonces, en este tiempo de paz, débil y aflautado, no tengo placer con que matar el tiempo, si no es observar mi sombra al sol y entonar variaciones sobre mi propia deformidad. Y por tanto, puesto que no puedo mostrarme amador, para entretenerme en estos días bien hablados, estoy decidido a mostrarme un canalla, y a odiar los ociosos placeres de estos días. He tendido conspiraciones, insinuaciones peligrosas, con ebrias profecías, libelos y sueños, para hacer que mi hermano Clarence y el Rey se tengan un odio mortal el uno al otro: y si el rey Eduardo es tan leal y justo como yo soy sutil, falso y traidor, a estas horas Clarence está estrechamente enjaulado por una profesía que dice que G. será el asesino de los herederos de Eduardo. ¡Sumergíos, pensamientos, en mi alma! Ahí viene Clarence.

(entra Clarence, entre
guardias, con Brakenbury)



Ricardo III, recuerden cómo logra el poder y cómo lo pierde.
No hagan paralelismos con la actualidad... o
, como gusten.

sábado, junio 21, 2008

In memoriam

Mis respetos y condolencias a las familias y compañeros del teniente Santiago Hormigo Ledesma y del sargento Joaquín López Moreno; descansen en paz.

Palabras que hago -con retraso, lo sé- extensivas a familia y compañeros del cabo Felipe Jasón Ospina Vélez. Ocasión para insistir:



------------------------------------------------------------------------------------------------

En orden muy distinto, descanse en paz también Sydney Pollack, director de un buen puñado de películas fabulosas -y algunas regulares e innecesarias como el remake de Sabrina-. Mis favoritas: Jeremiah Jonhson, The Way We Were, The Yakuza y Three Days of the Condor. Casi nada. Y además no era mal actor.

Ni contigo ni sin ti... ¿al son de Rajoy?

Con el congreso "todos a una", o casi, y con el nuevo equipo ya hecho toca hablar de la situación del PP. La situación, para algunos de crisis -¿crisis?, ¿qué crisis?-, del PP está tapando a otros que caen en barrena -vean a CIU, IU, ERC y el PNV, que no por casualidad ha apretado lo del plan Ibarretxe-. Lo del PP al lado de éstos es una balsa de aceite. Y comparado con los usos de otros países todo está sucediendo de manera ordenada y clara.

Ya he dicho que Rajoy es un político que me agrada, pero que ha cometido suficientes errores para que sea oportuno que ceda el puesto -o, por lo menos, que someta a la consideración del partido si él debe seguir; lo que viendo lo de la red no está de más-. No creo que sus errores sean los aducidos por Cope y El Mundo. Resumiendo, para mí es suficiente que el gallego haya perdido dos elecciones generales para replantearse su situación. Y digo dos, porque si bien para muchos en 2003 la culpa fue de Aznar, lo cierto es que Rajoy hizo una campaña electoral muy pobre. Salió a mantener "la herencia" y perdió (¿puro Arriola?). Fue clave el 11/M, sí, pero si antes Rajoy hubiera pisado el acelerador y se hubiera aumentado la ventaja con Zapatero, hubiera llegado al 14 de marzo con más margen, etc. O sea que Rajoy fue tan responsable como Aznar de aquella derrota electoral. Y ahora en 2007 ha vuelto a perder. Sí, ha mejorado los resultados pero no basta. Y me da igual si Aznar y González perdieron dos veces.

La reacción de Rajoy ha sido cambiar al equipo. ¿Ahora? No, hombre, eso lo tenía que haber hecho hace 4 años. Anda, que no lo hemos dicho. Para ir a unas elecciones hay que hacerlo con los de plena confianza. Ahora soltar lastre, que si Zaplana fuera, que si Acebes fuera, que si... suena a excusa barata, a "no gané por su culpa". Tienta responder: pues haberlos cambiado antes, que para algo era usted el jefe ¿no? Por estos motivos creo que Rajoy debería afrontar a sus críticos y debatir con ellos. La mejor opción serían unas primarias. Pero eso no se estila.

Sobre el nuevo equipo, pues ni si, ni no, ni todo lo contrario. Mi primera sensación es que lo veo con poco peso, con juventud, sí, pero sin jerarquía. Están por hacerse. Y falta que los conozcamos, porque hasta la fecha no tenemos muchos elementos de juicio más allá de bonitas palabras.

Dicho esto, no estoy con la línea editorial de Fedérico Jiménez Losantos y de Pedro J. Ramírez. No creo que Rajoy haya cambiado nada. Todavía. Toca que Rajoy explique cuál es la nueva línea, si tal hay; para eso sirve -o debería servir- la reunión de fin de semana ¿no? Hasta ahora Rajoy, muy en su estilo, no ha explicado nada. Los que lo han apoyado en las fechas previas al congreso han hecho un acto de fe, porque éste sólo ha movido al personal, pero no ha dicho nada de contenidos y estrategias. Los promocionados se han mostrado contentos y agradecidos y los perjudicados, contrariados. Normal. Y algunas personas se han "cambiado" ellas. Hablo de María San Gil. Mi opinión: se ha precipitado. Debería haberse mantenido en el partido y, si su sensación sobre el giro centro-nacionalista de Rajoy se confirmaba, dar la pelea desde dentro. El ascendiente de Mayor Oreja no ha sido positivo en esta ocasión. Y si bien es cierto que hubo puñaladas, no sólo fueron contra la espalda de San Gil; la de Rajoy también se ha llevado puesta "acero amigo". Siento que a San Gil la quieren usar de banderín de enganche, de elemento de desgaste y mártir. La actuación de Rajoy, lejos de conciliar nada, parece deteriorar la situación, que no venía muy sobrada tras la últimas elecciones. Barrio contra Basagoiti: ¿nueva versión de lo visto con Nicolás Redondo y Patxi López?

Y en ese cruce de estocadas y medir fuerzas algunos han salido mal parados. Esperanza Aguirre, ha amagado, ha plegado velas y nada. En el juicio también se puso de perfil. Mucho cálculo en alguien que, en teoría, basa su liderazgo en principios muy claros.

Juan Costa, que se dejó querer por Pedro J., escuchó cantos de sirena, y, al final, tampoco. La verdad, Costa a estas alturas de la película no es rival para Rajoy.

Otros más modestos han manifestado "inquietud": suicida en el caso de Elorriaga; ambivalente, por sensata y ambigua, en el de Arístegui.

Ahora resulta que el hombre fuerte del entorno marianista es Ruíz-Gallardón, con Fraga apoyándole. Para mí le tengo como amigo peligroso, que tiene a su favor su buena aceptación en un sector del electorado. Éste sí tiene peso. Difícil equilibrio entre las ambiciones presidenciales del alcalde de Madrid y su capacidad para ganar votos. Quizá Rajoy cuenta para frenarle con Aguirre y Camps. Ajedrez turbio e impredecible.

Y por ahí, lontano, reaparece Arenas, que en realidad nunca desaparece. Y suben los "jóvenes" -me niego a decir "jóvenas", aunque sea grato para cierta miembra del gobierno-: Ana Mato, Cospedal, Núñez Feijóo, J. M. Lasalle, el del liberalismo antipático y correcciones de ponencias, González Pons y Jorge Moragas, con puesto cercano a Rajoy.

¿Es el nuevo equipo de Rajoy pilar de un proyecto ganador? No lo sé. No doy voto de confianza, pero si le dejaré tiempo para ver cómo se plantan y afrontan la tarea de hacer oposición alrededor de Soraya Sáenz de Santamaría.

Mientras Camps, Mayor Oreja, Aguirre, Gallardón calculan movimientos. ¿Y Rato?

Revisando lo que dejo escrito, al final, me replanteo el principio: ¿había alguna alternativa seria a Rajoy? Me quedo sin respuesta.

jueves, junio 19, 2008

En Doce Doce

Advirtiese que en Doce Doce, donde tantos buenos y sabios meditan, he dejado algo de música para solaz de las almas.

lunes, junio 09, 2008

Maravillas revertianas (V y VI): Sobre Borges y sobre gilipollas / El muelle flojo de Umbral

En mi suave regreso, otra de las secciones más o menos arbitrarias que uso para no darle a la tecla o a la mollera, según el caso. Dos textos del académico de Cartagena del género "dar cera, pulir cera", que diría el señor Miyagi. Divertidos a rabiar.

"Sobre Borges y sobre gilipollas

ARTURO PÉREZ-REVERTE

Pues nada. Resulta que en Buenos Aires, interrogado sobre el Borges omnipresente en mi novela La tabla de Flandes, que además se abre, a modo de epígrafe, con sus versos sobre el jugador de ajedrez, estuve hablando un rato de la obra del escritor argentino. Era inmenso y enorme, dije, reconociendo así mi deuda literaria. Salió luego, a pregunta de un amigo, el Borges más personal: sus filias y fobias, lo cruelmente que trató a otros escritores, su manifiesto, público y casi constante desprecio a la lengua falta de recursos en la que, según afirmaba, no había tenido otro remedio que resignarse a escribir. Su autobiografía dictada, donde apunta que, tras leerlo primero en inglés, El Quijote en castellano le pareció "una mala traducción". El hecho de que hasta que le fue concedido el premio Cervantes no tuviera una sola palabra amable para lo español. Que lamentase no haber sido un escritor en lengua inglesa, y que durante casi toda su vida negase la indiscutible, y felicísima, influencia que los autores en lengua española, como Quevedo -en su árida prosa- y el mismo Cervantes tuvieron en su obra, y que escribiera: "los galicismos son el único aporte serio de España a la cultura occidental". En vista de lo cual, dije -y lo sostengo- a mí esas actitudes me parecen propias de un snob. Que en España es una de las variantes que asocio con la palabra gilipollas.

En Argentina, donde la declaraciones fueron por lo general recogidas en su contexto, y donde además todo el mundo conoce a Borges perfectamente, casi nadie se rasgó las vestiduras. A Borges ya lo habían llamado otras cosas peores, y lo que hubo fue cierta polémica, unos a favor, y otros en contra; pero sin conmociones y sin ruido excesivo. Hubo quien dijo que el gilipollas era yo, y también quien sostuvo que por fin alguien se atrevía a decir en voz alta lo que muchos argentinos piensan al respecto. Incluso alguien llegó a escribir que lo mío podía considerarse una boutade borgiana que el propio Borges podía haber suscrito; y que donde las dan, las toman. Nada de particular, ninguna crisis. Todos entendieron que mi comentario no pretendía restar un ápice a la talla literaria del viejo genial y malvado. Al fin y al cabo, sus ojos se cerraron y el mundo sigue andando.

En España, sin embargo -aquí todos somos más borgianos que Borges y más faulknerianos que Faulkner-, la cosa fue diferente. Mi paisano Jaime Campmany me dio un cariñoso y paternal tirón de orejas. Otros, los autoerigidos en guardianes de la memoria borgiana -cosa que uno jamás sospecharía cuando lee lo que escriben- pusieron el grito en el cielo. Luis Antonio de Villena, por ejemplo, escritor imprescindible, en pleno soponcio emocional, le pidió prestado el frasco de las sales al no menos imprescindible Vicente Molina Foix. Y Francisco Umbral, guardián de todos los centenos sembrados por los grandes de la literatura -preferiblemente muertos, que se dejan plagiar sin decir ni pío- me hizo el honor de dedicarme una doble página de revista, aprovechando la coyuntura para hablar de su autor favorito, que es él mismo. El planteamiento era previsible: Pérez-Reverte ataca a Borges. Borges y nosotros estamos en el mismo nivel, Maribel. Luego Pérez-Reverte nos ataca a nosotros. A las perlas del estilo, a los artífices de la prosa pura y exquisita. A los herederos de Valle, Borges, Ramón y Proust. A nosotros, que nos queremos tanto.

Pensaba ahorrarme esta página porque suelo ir a lo mío, no tomo copas en bares de escritores y lo literariamente correcto me trae al fresco. Pero ver entrar en danza a Francisco Umbral me ha hecho, lo confieso, gotear gozosamente el colmillo. Ya tenía yo ganas de que se me arrancara ese victorino. "Pérez-Reverte -escribe el fino estilista- ha elegido a Borges como chivo emisario para atacar a todos los escritores de prosa pura, de creación verbal". Aparte del galicismo de "chivo emisario" por "chivo expiatorio", comprensible en un borgiano que desayuna cada mañana leyendo un tomo de Proust -en francés, supongo-, y de citar mal a Borges al atribuirle después, en una presunta cita del escritor argentino, un leísmo que Borges -que los detestaba- no usa pero Umbral sí, amén de "noche mutua" en vez de "unánime noche" (Ficciones: Las ruinas circulares), Francisco Umbral mezcla las churras con las merinas para ir donde pretende y le duele: que la literatura "de asunto" es el cáncer de la verdadera literatura; y que la verdadera literatura, la novela como Dios manda, es la farfolla muy bien escrita pero sin nada dentro. El estilo, chaval. La escultura léxica. O sea. Uno se hace cargo. Comprendo que debe de ser muy duro ganarse la vida haciendo magníficos artículos de folio y medio cuando lo que a uno le gustaría es ser novelista, y vender muchos libros, y aparecer en las listas de más vendidos. Uno comprende que debe criar muy mala sangre encontrarse en posesión de una prosa excelente, a veces perfecta, y sin embargo no ser reconocido como novelista de pata negra; que por alguna extraña razón, es lo que a la larga da prestigio y da pasta. Es lógico que cuando Francisco Umbral califica de "angloaburridos" a novelistas "de asunto" y luego va a firmar a la Feria del Libro y se encuentra que Javier Marías está firmando con una cola de cincuenta señoras encantadas y otros tantos caballeros -lo de las señoras es lo que más mortifica-, y el propio Umbral sólo tiene seis que pasaban por allí, eso genera muy mala leche. Como que su antiguo protegido Juan Manuel de Prada, que sí tiene buen estilo y además cosas que contar, haya escrito Las máscaras del héroe, que es tal vez la mejor novela española de los últimos veinte años, y también la novela exacta que Francisco Umbral siempre quiso escribir, y nunca pudo, o supo. O que a su edad uno tenga que hacerse fotos en pelotas para promocionar un libro sobre el viagra, y encima no se coma una rosca. O que esa reciente novela suya medio social y medio policíaca, descomunal, inmensa, extraordinaria, imperecedera según el coro de palmeros finos patroneado por Miguel García-Posada y sus cacheteros, cuyo título -lo juro por mi madre- no consigo recordar en este momento, y que iba a acabar con todas las novelas publicadas y por publicar, haya pasado, como puede atestiguar cualquier librero español -fuera de España nadie sabe quién es Francisco Umbral- por las librerías, incluídas las más selectas, sin pena ni gloria. Como todas las demás.

Uno comprende todo eso, porque tal y como están las cosas, los botines blancos de Valle Inclán, y la sombra de Ramón, y el bastón de Borges no bastan para saciar a quienes, además de maestros de periodistas, ambicionan ser considerados, también, maestros de novelistas. Ahí es donde duele, y lo siento; porque la verdad es que aquí cabemos todos, y es el lector -que está lejos de ser el imbécil que Francisco Umbral supone- quien al final decide. Pero ocurre que una novela es algo muy serio y complejo, que exige largo trabajo, estructura, esfuerzo y humildad profesional, y no se solventa con un bello estilo, dos frivolidades y cuatro asuntos expoliados a otros entre dos columnas en la prensa, una fiesta social y la presentación de un libro escrito y jaleado por los amiguetes de la Sociedad de Bombos Mutuos. Y por cierto, ya que tocamos lo del expolio, Francisco Umbral confiesa que mis novelas, como las de muchos otros, le parecen aburridas. A mí, sin embargo, las novelas de Francisco Umbral me parecen divertidísimas, pues paso muy buenos ratos subrayando en ellas párrafos y asuntos ajenos, de los que tal vez, si me anima, y en este estilo tosco que me caracteriza, podríamos hablar despacio otro día. Maestro."



"El muelle flojo de Umbral

ARTURO PÉREZ-REVERTE El Semanal 27 de
noviembre de 2005

Hace años tuve una polémica con Francisco Umbral que acabó cuando escribí un artículo titulado Sobre Borges y sobre gilipollas, donde el gilipollas no era Borges. Desde entonces, en lo que a mí se refiere, Umbral ha permanecido mudo; cosa que en un teclista con su logorrea –«escribe como mea», dijo de él Miguel Delibes– supone un prodigio de continencia. Pero el tiempo pasa, la edad termina aflojándole a uno el muelle, y ahora vuelve a meterme los dedos en la boca. El estilo, o sea. Al maestro de
columnistas no le gusta mi estilo literario, y le sorprende que se lean mis novelas. También, de paso, le parece inexplicable que nadie lea las suyas, ni aquí ni en el extranjero. Que fuera de España no sepan quién es Francisco Umbral, eso dice tenerlo asumido: su prosa es tan perfecta, asegura, que resulta intraducible a otras lenguas cultas. Pero no vender aquí un libro lo lleva peor. No se lo explica, el maestro. Con su estilo. Así que voy a intentar explicárselo. Con el mío.

Francisco Umbral tiene –y nos lo recuerda a cada instante– la mejor prosa de España. También cultiva una imagen, más social que literaria, inspirada en el malditismo narcisista y la soledad del escritor incomprendido y genial. Pero eso es cuanto tiene. Nunca pisó una universidad como alumno, ni leyó un clásico, ni tuvo una formación que trascendiera la cita, el plagio entreverado y el picoteo de lo ajeno. La lectura tranquila de sus libros y columnas sólo revela frivolidad superficial, incultura camuflada bajo la brillante escaramuza del estilo. En realidad, Umbral nunca tuvo nada que decir. La idea, el comentario o el libro citados en abundancia aquí y allá –a menudo de forma incorrecta, como ocurre con Borges y la Biblia, entre otros– casi nunca provienen de lecturas directas, sino que delatan la tercería de la revista, suplemento cultural, antología o texto ajeno donde fueron espigados.

Sospecho, además, que Umbral anda muy flojo de lenguas, lo mismo vivas que muertas, aunque para el estilo le baste con la que tan bien maneja. Y en cuanto a la gran novela básica, la que forma los cimientos de todo novelista sólido, su ignorancia resulta asombrosa en un escritor de tales pretensiones. Por eso resulta esclarecedor que, en sus innumerables intentos frustrados de novelar, mencione siempre con desprecio a Cervantes, Galdós, Dickens, Tolstoi, Dostoievski o Baroja, y entre los contemporáneos, a Marsé, Mújica Lainez o Vargas Llosa; o que cometa la bajeza de situar al honrado José Luis Sampedro o al dignísimo e impecable Luis Mateo Díez a la misma altura que a Mañas, el chico del Kronen. En esa línea, las universidades sólo valen para algo cuando invitan a Umbral, y le pagan. Igual que los premios literarios, el Cervantes o la Real Academia: sólo tienen prestigio si él los consigue.

Y es que Umbral no escribe literatura: él es la literatura –«Borges y yo», afirmaba sin complejos hace unos años–. Y si la gente no lo lee, es porque a la gente no le interesa la literatura; no porque no le interese Umbral, ni porque repugne, por ejemplo, el sexo turbio que impregna sus novelas; más turbio aún cuando imaginamos al propio Umbral practicándolo. Un personaje de quien Jimmy Gimenez Arnau –que no se diría, en rigor, espejo de virtudes– ha escrito: «Padece cáncer de alma».

La cita no es casual, porque, además de ser un periodista que nunca dio una noticia, de que en sus novelas y columnas no haya una sola idea, y de alardear de una cultura que no tiene, lo que trufa toda la obra de Umbral, desde el principio, es su bajeza moral. La «infame avilantez» que, ya metidos en citas, le atribuyó la poetisa Blanca Andreu. Siempre estuvo dispuesto a despreciar a novelistas ancianos o fallecidos como Gironella, Aldecoa, o el Cela a cuya sombra en vida tanto medró –y a quien dedicó, caliente el cadáver, un librito oportunista e infame, escrito, eso sí, con estilo sublime–, o a insultar y señalar con el dedo a antiguas amantes y a mujeres que le negaron sus favores; aunque esto lo hace sólo cuando no pueden defenderse y sus maridos están muertos o en la cárcel. Tan miserable hábito no lo mencionaría aquí de limitarse a lo privado; pero es que Umbral tiene la bajunería de salpicar con él su literatura.

Su bello estilo. A todo eso añade una proverbial cobardía física, que siempre le impidió sostener con hechos lo que desliza desde el cobijo de la tecla. Pero al detalle iremos otro día. Cuando me responda, si tiene huevos. A ver si esta vez no tarda otros cinco años. El maestro."

viernes, junio 06, 2008

Citas y frases (IV). Estoy de vuelta

Hace días que volví, tras días de no estar, pero la pereza me ha podido. No creo que sea un desánimo ni nada así, sino simplemente que no encontraba qué decir en estos días. Para esta ocasión, algo cómodo, citas y frases, eso sí, 4 en 1.


"Todos ven lo que aparentas; pocos advierten lo que eres."
Nicolás Maquiavelo (más de NM)


Valga esta afirmación para cualquier ocasión, aunque la pudiera firmar Fedérico Jiménez Losantos referida a Rajoy y su supuesta transformación... o a Aguirre... o a Zaplana... o a Acebes... o a Zapatero... o a... ¿No es demasiada credulidad y candidez en alguien que dice no fiarse de los políticos?


"No hay camino que no se acabe si no se le opone la pereza."
Miguel de Cervantes
"Lo inacabado no es nada."
Henri Frédéric Amiel (y algunas frases más)

Estas dos van juntas, vienen a significar lo mismo y me las autodedico tras los últimos días en los que he sido demasiado indolente.


"Hemos vuelto. Somos malos. Tú eres negro y yo estoy loco".
Martin Riggs, o sea Mel Gibson, en Lethal Weapon 2

Como no todo iba a ser cosa de citar a gente brillante y cultura de la buena, algo más chusco. Esta última cita puede valer para mí -¡he vuelto!-, Barack Obama -que, por si alguien no lo sabía, es negro, o afroamericano según el uso algo cursilón que se aplica a la cuestión en Estados Unidos- y para... eh, uh... mejor dejo que cada cual escoja lo del loco, aunque reconozco que me vale aqueste, sin otro motivo que lo presuntuoso y envanecido del comentario.

Por cierto, una pena notar algunos cierres. Que sea hasta pronto.

miércoles, mayo 14, 2008

Música para el 60 cumpleaños de Israel

Tras apuntarnos a la conmemoración -supongo que habrá mucha comida y toda kosher- y felicitarnos por los 60 años de Israel, le ponemos música a la cosa. El amigo Towar ejerce de nuevo de musical advisor para la ocasión y nos ofrece variaciones sobre un mismo tema, el himno:

"Barbra Streisand canta Hatikvah, himno de Israel. Esta mujer canta como Jehová. El final, espectacular. Y conste que me han dicho que vocaliza bastante mal el yiddish -el famoso acento yankee-. Aquí la Streisand y Golda Meir. Y versión con traducción al castellano."

Por si alguno quiere alguna otra cosa, pues Ofra Haza. Escojan ustedes.

jueves, abril 24, 2008

Moratinos no aprende

En un post de antaño recogí esta viñeta de Mingote que parece de hoy, porque el Ministro Moratinos, el Gran Jefe Zapatero y los demás muchachos adosados son del estilo "mantenella y no enmendalla". Viene al caso del secuestro de la tripulación del barco Playa de Bakio por unos piratas.

De nuevo, para desgracia de Moratinos el muy reciente antecedente francés en situación parecida le juega en contra, y nos muestra las vergüenzas. Como cuando lo del Chad. Para decir lo que ha dicho el Ministro lo mejor, la verdad, es callarse. Si de entrada uno da esa impresión de débil, pusilánime y acobardado cuando toque negociar se le van a subir a las barbas. Y, después, todo pirata que se precie de tal, tomará nota y pensará: "a los franceses mejor no tocarles, que no sale a cuenta, pero a los españoles..."

O sea que suscribo plenamente lo que ha dejado escrito hoy Alfonso Rojo en el ABC:


La canción del pirata
ALFONSO ROJO

«Lo único que no se debe hacer con el caníbal, es comérselo». La frase ha caído en desuso, pero hacía furor en mis años mozos, cuando debatíamos sobre la pena de muerte en la Facultad de Derecho.
Parece de sentido común que una sociedad civilizada no puede sucumbir a la tentación de comportarse bestialmente con los facinerosos, por perversos que sean sus delitos.
Asar al antropófago y servirlo en una fuente, trinchado y con una manzana en la boca, sería excesivo, pero algo hay que hacer. Y si un tipo tiene entre sus aficiones la de devorar a otros seres humanos y se vuelve perentorio corregir sus costumbres, no se debería descartar a priori la posibilidad de darle, de vez en cuando, un buen mordisco.
Digo esto por los piratas de Somalia. Arrancar, como ha hecho Moratinos, declarando que España «opta por la vía diplomática», no es un buen comienzo, porque el mensaje que llega a los secuestradores es que pagaremos y que la resistencia se limitará al regateo.
Es fundamental conseguir la liberación de los 26 tripulantes del «Playa de Bakio» -13 de ellos españoles-, pero una nación que se precie, la octava potencia económica mundial según el Gobierno Zapatero, no aborda estos enredos en posición genuflexa. Un Estado como el nuestro no negocia con corsarios o con terroristas, sin enfangar su esencia
democrática.
Las autoridades somalíes se han ofrecido a despachar tropas al atunero y es correcta la decisión de rechazar la propuesta, porque su proverbial incompetencia hace presumir que el abordaje terminaría en carnicería.
La fragata Méndez Núñez, que navegaba por el Mar Rojo al socaire del portaviones británico «Illustrious» cuando recibió la orden de dirigirse a la zona, ha llegado tarde y poco puede hacer... por el momento.
Lo único digno que nos resta es el «camino francés». Que negocie y pague -usando nuestro dinero- el Gobierno somalí y una vez seguros los rehenes, tomar represalias, como hizo Sarkozy. Y si no podemos matar solos a los malos o capturar a unos cuantos para traerlos encadenados a Madrid, presionar a nuestros aliados, para que nos ayuden en la faena.



(Los enlaces son míos, aclaro).

Ah, por cierto, qué diferencia con el artículo de hoy del analista componedor favorito de esta casa: Darío Valcárcel, que en China y los Juegos, nos atiza con otra dosis de, digámosle, realismo atroz. Eso pasa en el ABC, pero nunca en El País ni en Público, dos de los fieles exponentes del "todos a una" y "el que se mueva no sale en la foto". Diversidad en la izquierda plural, supongo.

miércoles, abril 23, 2008

Citas y frases (III)

En tiempos de adhsiones inquebrantables y de acaloramientos, frase para la reflexión:

"El no, el sí, son breves de decir, y piden mucho pensar"
El autor, Baltasar Gracián, que pensó la política como pocos. Casi a la altura de Maquiavelo me atrevo a decir, pero como casi todo "lo nuestro" no ha sido "publicitado" como mereciera.

Más frases de Don Baltasar. Fernando II de Trastámara y él, dos hombres políticos salidos de Aragón... y tras ellos la nada, o sea todo del corte Marcelino Iglesias. He ahí una razón del pobre discurrir de la política que caracteriza a la región.

lunes, abril 21, 2008

A Doce Doce

Cabe la probabilidad de que tenga la intención de leer mis atrabiliarias opiniones, dado que pasa usted querido amigo por este blog; si es así, permítame advertirle: corra y no se demore que algo hay en Doce Doce.

martes, abril 15, 2008

Honrarles como merecen

En 2003 agentes del CNI emboscados en Iraq murieron en acto de servicio. En Estados Unidos un episodio así hubiera significado, una comisión para aclarar la cosa hasta el tuétano. En Inglaterra, Francia o Israel siendo más discreto el estilo no hubieran faltado unas cuantas rigurosas piezas de periodismo de investigación, quizá hasta uno o varios libros en plan Mark Bowden. Incluso, llegado el caso, película y documentales sobre el meritorio trabajo que desempeña "la comunidad de inteligencia". Sin duda, tendríamos datos suficientes para poder honrarles. Sin embargo en España optamos por olvidar rápido.

En 2005 17 militares murieron al estrellarse un helicóptero Cougar. Incidente mal explicado. De nuevo para honrar a los caídos en el cumplimiento del deber hay que saber cuál era su deber y cómo cayeron. Y hay que desterrar la sombra de dudas y sospechas que permiten las elucubraciones de conspirativas descabelladas.

Y en Líbano, un atentado y la inadecuada impedimenta de las tropas dieron como fruto más muertes de los nuestros.

Sé que es impopular decir que en trances trágicos hay que investigar (lo que en España es sinónimo de uso partidista de datos y tratar de sacar ventaja), cuando el pudor llama a dejar a los difuntos tranquilos, y aclarar a la opinión pública la función de los despliegues españoles en el exterior, porque es la única manera de que la ciudadanía -la hayan educado o no como tal- asuma lo que implica la presencia de las Fuerzas Armadas y de los Cuerpos de Seguridad en según que escenarios. No podemos caernos del guindo cada vez que hay bajas, porque todos creíamos que no había riesgos. Porque los hay, por supuesto, pero se asumen porque también hay obligaciones y objetivos dignos y merecedores del esfuerzo. Y ese esfuerzo y esos riesgos obligan a la sociedad a estar pendiente de dónde y cómo van las tropas a servir. Porque llegado el caso hay que estar dispuestos a pedir responsabilidades (como en el accidente del Yak-42 que ha recibido mucha más atención). Por ejemplo la muerte de José Couso ha recibido ese tipo de atención que a los militares se les niega.

España es un país que rehuye de palabras como guerra y ejército, y al hacerlo evita atender a sus militares. Prefiere ver anuncios de reclutamiento válidos para promocionar turismo de aventura y parques temáticos que reflexionar sobre salarios y equipamientos de las Fuerzas Armadas. Los ciudadanos no debemos renegar de nuestro ejército. No debemos abandonarlo. Debemos preocuparnos por él, porque cumple una función esencial que no debemos descuidar.
Y deberíamos saber para poder honrar con justicia su desempeño.

Violencia de género y violencia machista: del descuido de las palabras y sus efectos negativos (incluye Maravillas revertianas V y Citas y Frases II)

Al final, género
ARTURO PÉREZ-REVERTE El Semanal 25 de octubre de 2004

Se veía venir. Ley contra la Violencia de Género, la han llamado. Pese a los argumentos de la Real Academia Española, el Gobierno del talante y el buen rollito, impasible el ademán, se ha pasado por el forro de los huevos y de las huevas los detallados argumentos que se le presentaron, y que podríamos resumir por quincuagésima vez diciendo que ese género, tan caro a las feministas, es un anglicismo que proviene del puritano gender con el que los gringos, tan fariseos ellos, eluden la palabra sex. En España, donde las palabras son viejas y sabias, llamar violencia de género a la ejercida contra la mujer es una incorrección y una imbecilidad; pues en nuestra lengua, género se refiere a los conjuntos de seres, cosas o palabras con caracteres comunes –género humano, género femenino, género literario–, mientras que la condición orgánica de animales y plantas no es el género, sino el sexo. Recuerden que antiguamente los capullos cursis llamaban sexo débil a las mujeres, y que género débil no se ha dicho en la puta vida.

Todo eso, pero con palabras más finas y académicas, se le explicó hace meses al Gobierno en un documento respaldado por sabios rigurosos como don Francisco Rodríguez Adrados, don Manuel Seco, don Valentín García Yebra y don Gregorio Salvador, entre otros. Ahí se sugerían alternativas –la RAE nunca impone, sólo aconseja–, recomendando el uso de la expresión violencia doméstica, por ejemplo, que es más recta y adecuada. Al Gobierno le pareció de perlas, prometió tenerlo en cuenta, y hasta filtró el informe –que era reservado– a la prensa. De modo que todo cristo empezó a decir violencia doméstica. Por una vez, se congratuló la Docta Casa, los políticos atienden. Hay justos en Gomorra.
Etcétera.

Pero, como decía La Codorniz, tiemble después de haber reído. Ha bastado que algunas feministas fueran a la Moncloa a decir que la Real Academia no tiene ni idea del uso correcto de las palabras, y a exigir que se ignore la opinión de unos tiñalpas sin otra autoridad que ser lingüistas, filólogos o lexicógrafos, para que el Gobierno se baje los calzones, rectifique, deje de decir violencia doméstica, y la expresión violencia de género figure en todo lo alto de la nueva ley, como un par de banderillas negras en el lomo de
una lengua maltratada por quienes más deberían respetarla. Aunque tal vez lo que ocurre sea, como asegura la franciscana peña que nos rige, que el mundo se arregla, además de con diálogo entre Occidente y el Islam –Occidente sentado en una silla y el Islam en otra, supongo–, con igualdad de géneros y géneras. El otro día ya oí hablar de la España que nos legaron nuestros padres y madres. Tela. Como ven, esto promete.

En cualquier caso, el nombre de la nueva ley es un desaire y un insulto a la Real Academia y a la lengua española; y ocurre mientras el español –aquí llamado castellano, para no crispar– se afianza y se reclama en todas partes, cuando en Brasil lo estudian millones de personas y es obligatorio en la escuela, y cuando se estima que en las universidades de Estados Unidos será lengua mayoritaria, sobre el inglés, hacia 2020. Y oigan. Yo no soy filólogo; sólo un académico de infantería que hace lo que puede, y cada
jueves habla a sus mayores de usted. Esos doctos señores no van a quejarse, porque son unos caballeros y hay asuntos más importantes, entre ellos seguir haciendo posible el milagro de que veintidós academias asociadas, representando a cuatrocientos millones de hispanohablantes, mantengan la unidad y la fascinante diversidad de la lengua más hermosa del mundo –Quevedo, Góngora, Sor Juana y los otros, ya saben: esos plumíferos opresores y franquistas–, y que un estudiante de Gerona, un médico de Bogotá y un arquitecto de Chicago utilicen el mismo diccionario que, se supone, utilizan en La Moncloa. Pero yo no soy un caballero. Me educaron para serlo, pero no ejerzo. Así que me tomo la libertad de decir, amparado en el magisterio de esa Real Academia que el Gobierno de España acaba de pasarse por la entrepierna, que llamar violencia de género a la violencia doméstica es una tontería y una estupidez. Y que la palabra que corresponde a quien hace eso –página 1.421 del DRAE: persona tonta o estúpida– es, literalmente, soplapollas. Eso sí: el año que viene, a la hora de hacerse fotos en el cuarto centenario del Quijote, se les llenará a todos la boca de Cervantes. Ahí los espero.


Como esto es suma y sigue, aquí otra sobre pateo del idioma con motivo del "género".

Valga lo del Sr. Pérez-Reverte de introducción a mis líneas siguientes. La "violencia de género" ha caído en desgracia, ahora viene la "violencia machista". Claro, no me refiero, a los hechos -ojalá-, sino a las palabras que usa para definirlos el presidente Rodríguez-Zapatero y la internacional de la prensa de progreso. Y mira que con lo de la violencia de género dieron el plomazo hasta el límite, cuando había posibilidades mejores y más precisas (p.ej.: violencia conyugal o violencia doméstica; la primera específicamente referida a las relaciones de pareja -heterosexual, homosexual o como fuere, porque la ley de marras apuntaba sólo en un sentido- y la segunda si se pretende ir por todos los abusos y maltratos cometidos en la familia; donde encajarían los que maltratan a los abuelos y les mangonean la pensión, los que se ensañan con los hijos y, también, los que demuestran su retorcida forma de ser contra el cónyuge). Pero don erre que erre demostró su talante en estado puro.

De nuevo en la elección de las palabras me parece que se impone el marketing al apropiado uso del idioma. Por violencia de género, primero, y machista ahora se quiere describir los actos de violencia, intimidación y abuso que dentro de las relaciones de pareja el hombre ejerce contra la mujer. Como ya he dicho deja fuera a parejas homosexuales masculinas y a agresoras femeninas (de parejas homosexuales y heterosexuales). Aunque sean casos estadísticamente poco relevantes, no se justifica la omisión.

Asistimos demasiado a menudo a las noticias del asesinato de la mujer por el marido, novio o "ex". El martilleo de noticias es constante y obviamente hay que hacer algo. El problema para Zapatero es que ya lo hizo. Ya aprobó la Ley en cuestión -del mismo modo que el gobierno de Aznar fue endureciendo progresivamente la legislación sobre la materia- y no se aprecia una mejora significativa de los datos. Curiosamente ningún periodista se atreverá a criticar la ineficiencia de las disposiciones, porque prima lo políticamente correcto.

El presidente con el cambio de denominación -y ahora con la creación del Ministerio de Igualdad- parece que hace algo nuevo, cuando simplemente sigue la deriva en busca de la buena prensa. Así que además de no dar mejores soluciones, se vuelve a equivocar con lo de "violencia machista" (según el DRAE, referncia que al equipo de gobierno se la traerá floja, supongo, machismo. 1. m. Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres).

El machismo es -o puede ser- una de las causas de la violencia doméstica/conyugal, sí, pero la violencia machista se puede dar perfectamente entre dos o más desconocidos (igual que un racista no necesita conocer a su víctima mientras la apalea, lo mismo puede ocurrir con un machista violento).

Por otra parte, en una pareja se puede dar violencia sin que haya machismo (desde el despecho hasta cuestiones de bolsillo, los motivos para el crimen son casi infinitos sin que implique prepotencia de ninguno).

De nuevo las palabras usadas y la realidad no ajustan. De nuevo, se equivoca el presidente al hablar porque no tiene claro contra qué cosa quiere actuar (denomina por aproximación, vagamente, pero no logra la precisión deseable para poder actuar con acierto pleno).

Concluyo, recurriendo a frase ajena que explica la relación pensamiento-palabra:

"El pensamiento se come sus propias palabras, y así crece" (Rabindranath Tagore)


---------------------------------------------------------------------------
P.S.: Como habéis notado con una habilidad pasmosa he hecho un tres en uno, incluyendo reflexión personal, Maravillas revertianas (V) y Citas y frases (II) en un sólo post.

P.S. 2: más frases de Tagore

jueves, abril 03, 2008

jueves, marzo 27, 2008

¡País! Economía, Chikilicuatre, RTVE, Azcona y Widmark (+ Heston)

España es así. Todo el mundo diciendo que está muy preocupado porque no llega a fin de mes, que la hipoteca le pone en serios aprietos -verbigracia que está con los huevos progresando hacia la zona de la corbata por lo que viene-. Pero cuando se tiene la oportunidad de tocar asuntos de economía, nada más y nada menos que con el ministro del ramo, todos desaparecidos en combate y sin decir esta boca es mía. Mr. Solbes, ministro en funciones, tuvo 15 preguntas en un encuentro con los lectores de El País. Mientras Rodolfo Chikilicuatre se pasea por El País, El Mundo y Marca -que yo haya visto, pero es posible que esté hasta en las hojas parroquiales- y saturan la red a preguntas, todas de gran hondura y profunda reflexión, of course; si esos "encuentros" se pusieran en papel la selva se va al garete por la vía rápida, sin calentamiento global y demás.


La cosa sirve para demostrar que cuando la gente dice que está muy preocupada por la Economía y la "llámalo crisis, llámalo recesión" que se nos viene encima es todo de boquilla. Que se dice porque es un tópico que queda la mar de bien, mucho mejor que reconocer que cuál será el fichaje del Real Madrid en el año 2015 consume tus noches y te mantiene en el desvelo.


Lo de la preocupación por la economía suena a respuesta comodín, parecida a las que se dan en esas encuestas en las que la mayoría responde que le cuesta un a barbaridad llegar a fin de mes; si fuesen ciertas en España tendríamos problemas en plan Bolivia o así... Por exagerar que no sea.


Entre la gansada y los problemas reales nos decantamos en manada y en desbandada por la primera opción. Somos así de dicharacheros, mañana ya despotricaremos e iremos a pedirle responsabilidades al Maestro Armero y a toda la Santa Compaña. Muy grandes. Mientras haya Eurovision y Eurocopa de fútbol todos tranquilos y sin novedad en el frente.


Aprovecho para meter también la cuchara en lo del tal Rodolfo y Eurovisión. El personaje está al nivel del concurso, un invento de hace tiempo que antes algunos se tomaban en serio y que ahora es una pura broma. Ideal para el invento de la pandilla Buenafuente, vamos. Me parece bien el show y el echarle cara de los cómicos, pero hasta un límite.


En este caso el límite lo marca el bolsillo. Bolsillo del contribuyente. Porque lo de la participación en Eurovision, supongo que lo pagamos todos los españolitos, vía RTVE, encargada de poner los reales costear la participación, la retransmisión, el viaje de la delegación y demás parafernalia. O sea, el Ente amigo en plenitud de su función principal, a saber: agujero negro de los dineros del Reino. No, si es lo que tiene la pólvora del Rey, que es barata del copón. En definitiva, que pienso que si Buenafuente y El Terrat quieren gastar una broma, pues que vayan a una tienda de esas en las que venden petardos, matasuegras, disfraces y objetos de cotillón y adelante; no soy muy partidario de esto de barra libre y a esta ronda invitan los amigos. Sobre todo insisto porque el colega RTVE es del gremio salteador de caminos a todo trapo -ya quisiera yo-.


Y, ya de paso, va mi opinión sobre RTVE: a privatizarlo ya. O a demoler y se venden los restos por partes o al peso. Que no entiendo que ver la tele sea un servicio que deba garantizar el Estado como si de las pensiones, la sanidad, la justicia -mejor ni mentarlo tal y como está el patio ¿no?- o la Educación -que viendo los distintos resultados que sacamos en ese área creo que el Estado hace tiempo que decidió que la Educación de calidad no estaba entre sus atribuciones y objetivos- se tratase.


Lo dicho: ¡país!


Y murió Azcona. Don Rafael. Un genio, oigan. Y no tenemos tantos. R.I.P.






Y también murió Richard Widmark, otro talento impresionante, de esos de cuando en Hollywood hacían cosas con el material con el que están hechos los sueños. Actor del que no recuerdo una actuación mala (ya podrían aprender algunos ¿no?). R.I.P.


----------------------------------------------------------------------------------------------
ADDENDUM: ... y Charlton Heston, a quien debemos Touch of Evil y Major Dundee y ya sólo por eso deberíamos estar agradecidos. Pero además The War Lord, The Planet of The Apes, El Cid, A man for all seasons, Will Penny, 55 days at Peking y más le avalan.
Sobre los comentarios a lo Michael Moore y las que sólo ven las opiniones políticas de Heston, sólo puedo decir que son intrascendentes.


En fin, Widmark y Heston, dos tíos duros que se encargarán de escoltar a Azcona hasta el Olímpo... y más allá si es necesario.

martes, marzo 25, 2008

Las mentiras sobre Irak (en esas seguimos)

Lo hemos dicho muchos infinidad de ocasiones -por ejemplo, JMG vía Barcepundit le ha dedicado buenos esfuerzos a la cosa, y no es el único-, pero no está de más un revival como el que reproduzco a continuación (hoy en ABC):

Las mentiras sobre Irak
FERNANDO DÍEZ MORENO, Ex secretario de Estado de Defensa y ex comisionado del Gobierno de España para Irak.

SE afirma que una mentira repetida cien veces llega a convertirse en una verdad. Ningún ejemplo mejor para reflejar este aserto que el de la «verdad oficial» de que «España participó en la guerra ilegal de Irak». Además de «verdad oficial», es la «verdad» en que cree una gran mayoría de ciudadanos. Pero a nadie le gusta que le engañen, y no se puede engañar a muchos durante mucho tiempo. Porque esa «verdad oficial» es mentira, y lo saben bien quienes la han propalado durante cinco años, con generoso acompañamiento mediático, pero con daño irreparable al prestigio exterior de España y al principio de juego limpio en política. La Historia se basa en hechos, y los hechos son siempre tozudos. Veámoslo.

1. España no participó en la guerra de Irak. El prestigioso Instituto Francés de Relaciones Internacionales (IFRI), contrario a la guerra de Irak, publica anualmente un no menos prestigioso informe bajo las siglas de RAMSES (Rapport annuel mondial sur le syst_me économique et les stratégies), nada que ver con los faraones. En el correspondiente a 2007, por aportar un solo testimonio, Jolyon Howorth: «L´Europe et la securité mondial», pag. 49, afirmó: «solamente cinco países enviaron a Irak fuerzas de combate: Estados Unidos, 150.000 hombres; Reino Unido, 45.000; Australia, 2.000; Rumania, 278; y Polonia, 200». España no es mencionada.
2. La guerra de Irak no fue contraria a la «legalidad internacional». Los juristas sabemos que en Derecho todo es discutible, y que pueden defenderse con todo rigor las posiciones más encontradas. Pues bien, en la primera guerra del Golfo en 1991, la resolución del Consejo de Seguridad 678/1990, de 29 de noviembre, autorizó a los Estados miembros a utilizar todos los medios necesarios para hacer cumplir la resolución 660/1990 (que obligaba a Irak a retirar sus fuerzas del Kuwait invadido). Dicho en otros términos, es la Resolución que autoriza la guerra contra Irak. La 686/1991, de 2 de marzo, suspende las operaciones ofensivas (alto el fuego) a condición de que Irak acepte cumplir las doce resoluciones dictadas con anterioridad.
Once años después, en los albores de la «segunda guerra del Golfo», se aprueba la resolución 1441/2002. En ella se recuerda que siguen vigentes, entre otras, las resoluciones 678/1990, 686/1991 y 687/1991. Y recuerda especialmente que «en su resolución 687/1991 había declarado que un cese del fuego estaría subordinado a que Irak aceptara las disposiciones de esa resolución, incluidas las obligaciones de su cargo...».
Fue así que no se cumplieron las obligaciones impuestas a Irak, cesó el alto el fuego condicionado a su cumplimiento, por lo que recobró su virtualidad la resolución 678/1991, que autorizaba la guerra contra Irak. Durante doce años, el Consejo se Seguridad de Naciones Unidas aprobó hasta 64 resoluciones contra Irak. Una nueva resolución (¡una más!) habría tranquilizado a algunos, pero la «legalidad internacional» eran 64 resoluciones y no una sola.
3. Es cierto que no se encontraron armas de destrucción masiva (no que no las hubiera, pues Sadam Husein las había empleado contra la población kurda), pero reto a cualquier político, analista, experto, comentarista, tertuliano, periodista de investigación, o simplemente ciudadano, a que aporte un testimonio anterior a la guerra que pusiera en duda la existencia de tales armas. Como se ha señalado triste y recientemente, el arma de destrucción masiva era el propio Sadam.
4. Si España no participó en la guerra de Irak, ¿qué fue lo que hizo? Respuesta: primero, apoyarla políticamente, porque Sadam era un sanguinario dictador y un peligroso instigador del terrorismo global, contra el que España luchaba en la parte que le toca; segundo, enviar un contingente militar de ayuda humanitaria, que llegó cuando la guerra había terminado al puerto de Unm Qsar, del que no salió; tercero, enviar, posteriormente, un contingente militar, al amparo de las resoluciones del Consejo de Seguridad, entre otras, 1472/2003, 1483/2003, 1500/2003 y 1511/2003, con misión de seguridad y estabilización del país; y cuarto, participar en las tareas de reconstrucción de Irak en los ámbitos institucional, económico, financiero, de infraestructuras y de ayuda humanitaria.
5. Por eso, cuando en mayo de 2004 el presidente Rodríguez Zapatero decide retirar el contingente militar, no lo estaba retirando de una «guerra ilegal», sino de una misión de paz, seguridad y estabilidad amparada por Naciones Unidas. Se podrá discutir cuanto se quiera la legalidad internacional de la guerra. Pero es incontestable e irrebatible la legalidad internacional en la participación en la reconstrucción. Las fechas no engañan salvo al que se quiera dejar: la resolución 1483/2003, de 22 de mayo, hizo un «llamamiento a los Estados miembros y las organizaciones interesadas para que ayuden al pueblo de Irak en la labor de reformar sus instituciones y reconstruir el país y contribuyan a que existan en el Irak condiciones de estabilidad y seguridad de conformidad con la presente resolución»; la brigada española Plus Ultra llegó en el mes de agosto de ese año. Además, Zapatero incumplió su promesa electoral, según la cual retiraría las tropas si antes de finalizar el mes de junio de 2004 no se aprobaba una nueva resolución del Consejo de Seguridad. Esa resolución se aprobó, pero nuestras tropas ya habían sido retiradas.
6. A la verdad se le falta también por omisión. Y la verdad oficial ha ocultado que España participó durante un año en la reconstrucción institucional, enviando expertos que colaboraron en la reorganización de la Administración, en la redacción de textos legales, en la recomposición del sistema judicial, en la aplicación de normas de control presupuestario, en la elaboración de planes y programas de regadíos, entre otros muchos.

7. La verdad oficial también oculta la importante ayuda humanitaria prestada por España. Primero, en el puerto de Unm Qsar, como antes se recordó. Después, con la actuación de los expertos de la AECI. Y simultáneamente por la brigada Plus Ultra. En la ordenación de la ayuda humanitaria internacional, en las oficinas de la ONU, perdió su vida el capitán de navío Martín Oar.

8. La verdad oficial oculta el importante papel que desempeñó España en los primeros momentos de la reconstrucción económica y financiera, formando parte del núcleo de cinco países (con USA, Reino Unido, Japón y Australia), que la planificaron. Nuestro país organizó la Conferencia de Donantes los días 23 y 24 de octubre de 2003, con la asistencia de más de cien países y organismos internacionales, incluido el secretario general de la ONU, en la que cada uno de ellos cifró su participación en la reconstrucción.

9. Finalmente, la verdad oficial ha ocultado el papel que desempeñó la brigada Plus Ultra, tanto en misiones humanitarias como de paz, seguridad y estabilización de Irak. Sus «reglas de enfrentamiento» (ROES) les impidieron prestar el apoyo solicitado por losamericanos en una acción ofensiva contra determinado clérigo. En esta misión, por primera vez en la historia, se integraron batallones de cuatro países centroamericanos a los que nuestra retirada dejó abandonados, en lo que ellos consideraron como una deserción. Las Fuerzas Armadas perdieron de un plumazo el prestigio alcanzado en otras muchas misiones de paz. Y nadie ha contado el humillante trayecto que hubieron de recorrer en su retirada vergonzosa, desde Diwaniyah hasta Kuwait.

Y todo cuanto he afirmado anteriormente contra la «verdad oficial» esta desarrollado y más fundamentado en mis «Memorias» como comisionado para Irak que, acompañada de abundante documentación, verá pronto la luz. ¿Y qué pasa hoy en Irak? Recuerdo que un profesor de la Universidad de Los Ángeles, al preguntarle por las noticias que le llegaban de España, me contestó: «Sólo cuando hay atentados de ETA». Ahora las únicas noticias que recibimos de Irak son de atentados. Pero no son las únicas que se producen. Han avanzado mucho en su reconstrucción institucional (Constitución, elecciones, Parlamento, libertades) y económica (cuando planificábamos la reconstrucción financiera las cuentas salían con el barril de petróleo a veinticuatro dólares; ahora está a más de cien).Tienen muchas dificultades en su lucha contra el terrorismo porque allí el terrorismo, a diferencia de lo que ocurre en España desde hace cuarenta años, es un terrorismo suicida, contra el que es más difícil, aún, luchar. Pero tarde o temprano culminarán el proceso de su transición política y el de su reconstrucción, porque es un país rico que tiene mucha gente preparada. Cuando ese momento llegue, muchos países sentirán el orgullo de haber participado en la más noble de las empresas: ayudar a un país a pasar de la dictadura a la democracia. España no será uno de ellos, pero muchos sentiremos el íntimo orgullo de haberlo intentado durante un año. La demagogia tiene también sus reglas.


Dicho esto: que en España sigamos con Iraq como casi único asunto internacional que llama la atención en la prensa, en el MAEC y en Presidencia de Gobierno habla de un desfase con la realidad preocupante. Llegamos tarde siempre y nos empantanamos como nadie. Qué desastre.


¿Será porque dejamos la conducción de la política exterior en manos de Moratinos, o sea de la irrelevancia política -les desafío a que me digan algo interesante que haya dicho o hecho el Ministro-? De cara al nuevo ejecutivo me permito una sugerencia atrevida: por una vez y sin que sirva de precedente poner a alguien competente al frente ¿no? Eso sí que sería un cambio inesperado y radical.


Mientras más de lo mismo, López Garrido, el antiguo submarino en IU ha llegado lejos; por supuesto nadie se cuestiona la ideoneidad para el cargo asignado y sus conocimientos sobre el asunto, lo que importa es la fidelidad y pagar los servicios prestados. Parece que no se aprende: véase la inenarrable labor de 4 años de Leire Pajín en Cooperación y la ejecutoria de Trinidad Jiménez en los asuntos de América Latina. ¿Plenas de éxitos?


Cambiando el tercio: Sarkozy amaga pero ¿se atreverá? No lo creo. Sería otra sorpresa.


---------------------------------------------------------------------------------
ADDENDUM: Ya he visto que no hay manera, erre que erre, Miguel Ángel Moratinos parece que seguirá de Ministro de Exteriores.

lunes, marzo 17, 2008

Celebraciones y tradiciones: San Patricio

Hoy es el tipo de días que los programas tipo Madrid Directo, España Directo o similares están hechos de antemano. Todos los años repiten el mismo reportaje: a saber cómo se celebra San Patricio en la localidad X. Los reporteros se desplazan a algún bar de estilo Irish, entrevistan al propietario del lugar -clásico irlandés simpático y animoso- y algún cliente y por último se toman una pinta de buena cerveza. Muy típico. Como hay tradiciones que es de rigor mantener, el amigo de la casa Towar ha escrito una pequeña pieza sobre este día que nos transporta Inisfree.

17 de Marzo. San Patricio. Un día en el que millones de personas se ven "empujados" a la celebración de una fiesta que en el fondo nada tiene que ver con ellos.

Un personaje que vivió en el siglo IV, escocés para más señas, que fue raptado por piratas y llevado a una tierra, la verde Irlanda, donde pasó 6 años sirviendo como esclavo de un sacerdote de los ídolos ancestrales de Erin. Escapó, volvió a Escocia y de ahí pasó a Francia, donde conoció a San Germán de Auxerre, pasó a Italia y recibe en Roma el encargo del Papa Celestino de evangelizar Irlanda. Y el tío va y lo hace. Y lo consigue mediante un uso perfecto de la palabra y el ejemplo -conocido es su uso del trébol para hacer comprender a los irlandeses el concepto de la Trinidad: una planta, tres hojas; un solo Dios, tres Personas-, y un respeto y uso no conocido hasta entonces de la capacidad de adaptación del cristianismo a la religión y rituales druídicos por medio del sincretismo. No destruyendo los usos y formas de los druidas, sino adaptándolos: Las hogueras encendidas para honrar el solsticio de verano, las convirtió en homenaje al santo Precursor de Jesús (he aquí los fuegos de la noche de San Juan); del sol, que era sagrado para los celtas, hizo un símbolo de Jesucristo ("Creemos en el verdadero Sol, Cristo, y lo adoramos"); los pilares de piedra diseminados por el campo, a los cuales daban los paganos una significación religiosa, los cristianizó coronándolos con una cruz; la visita a las viejas fuentes sagradas, no la prohibió San Patricio, pero las convirtió en baptisterios (para el bautismo por inmersión), y así continuóse llamándolas santas; al abrigo de las seculares encinas druídicas, llevó a los ascetas solitarios; y, adoptados el vestuario y cierta original tonsura que ostentaban los druidas, éstas fueron las características de los monjes católicos irlandeses... que lo veneraron y lo conviertieron en el santo Patrón de Irlanda, junto a San Columba y Santa Brígida.

Un hombre que se convirtió, gracias a la diáspora irlandesa acaecida entre 1845 y 1849 por la Gran Hambruna en alguien venerado por los descendientes de los dos millones de irlandeses huidos de su país. Irlandeses que se establecieron principalmente en Estados Unidos y que hoy celebran su día, como reconocimiento de su origen común.

Hoy, algunos de nosotros nos sentimos un poco irlandeses. Algunos incluso lo celebramos con una cierta envidia, porque en España no tenemos nada parecido.

Sláinte, Pádraig !

Fdo.: TOWAR

Dicho esto, la primera va a cuenta de la casa...



Continuación en Doce Doce

jueves, marzo 13, 2008

Citas y Frases (I)

Amenacé con ello y ahora empiezo a cumplir. La primera dedicada para los dolientes tras "la cita con las urnas". Porque esta sección va de eso, de citas.


"Esperemos lo que queramos, pero soportemos lo que viene." Cicerón




Más frases de Marco Tulio Cicerón.

miércoles, marzo 12, 2008

Música

Y para desengrasar algo de música -gracias a Youtube, of course-, que hace tiempo que no os pongo nada:

Spem In Alium by Thomas TALLIS.

De Jordi SAVALL, que si fuese hijo de la Gran Bretaña o de la República Francesa estaría cubierto de premios, reconocimientos y sería Sir o le habrían impuesto la Legión de Honor, en España es bastante desconocido, un extracto de la banda sonora de Tous les matins du monde. Y un extra.

La célebre Sarabande (en español zarabanda) que marcaba el tempo de la película Barry Lyndon -ejemplo de uso de la música y el montaje para dotar de un determinado ritmo a un filme-. Imprescindibles banda sonora y película. No pierdan el tiempo leyendo esto y corran a la tienda de dvds y cds más cercana y disfruten.

En el futuro, más. El comentario sobre los Gruñidos de Kaplan queda para otro día, que por hoy con 4 posts y mi adhesión a una campaña nueva ya está bien ¿no?

Dos posts en Doce Doce

Dos cosas en Doce Doce: una campaña que me agrada y algo sobre el mal uso de símbolos, pasado y muertos.

martes, marzo 11, 2008

Sobre las elecciones

Curioso ejemplo del tradicional nadie pierde electoral. Todos a contentarse cosa fina; en todo caso victoria de Rodríguez Zapatero al que deseo una legislatura algo mejor que la anterior. Dicho lo cual, algunas opiniones:

- Sin sorpresas, creo, desde hace meses se veía que la correlación de fuerzas PP y PSOE tendía al equilibrio. Casi podría decir que las sensaciones que arrastraba hace unos meses no han variado un ápice durante una campaña no muy brillante.

- La "crispación" y el discurso duro, confrontacional, dan sus frutos. Mala cosa, con un matiz positivo: con ese estilo, practicado con reiteración digna de Materazzi a la caza de tobillo ajeno, no ha sido suficiente para ninguno.

- PP y, sobre todo, PSOE han devorado a los otros partidos -véase los casos de IU y ERC-, dejando un escenario cuasi-bipartidista. La concentración de los votos en los "grandes partidos" abre una vía al consenso; ya no hay radicales a los que contentar -ya cuentan con su apoyo, al menos durante los próximos 4 años-, pueden negociar y acordar.

- Siguiendo con lo anterior, urge reforma del sistema electoral; no es de recibo que los votos a unas fuerzas valgan más que los recibidos por otros.

- ¿Mismas caras y mismos estilos? Espero que no. Que haya algún cambio es imprescindible, más para Rajoy que Zapatero, pero si éste nos ahorra a figuras como Magdalena Álvarez, Moratinos y cosas como el Ministerio de Vivienda, mejor que mejor. Sobre la posición de Rajoy, diré que es muy gallega: ni sube ni baja sino todo lo contrario. ¿Está más fuerte que antes de las elecciones o menos? 0 de 2 no es buena estadística, pero qué sé yo. Rajoy, buen político, no es un buen candidato, le falta generar ilusión -ese factor que le da a Barack Obama su carisma y sus posibilidades de ser el candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos-. A pesar de ser figura que aprecio en general, es el momento de replantearse cosas. Esperemos al Congreso del PP.

- Los feudos tradicionales del PSOE resisten -Extremadura y Andalucía, aunque Chaves pierde fuelle tras eones en el poder- y el PP no logra adelantar allá -ni en Cataluña-. Cuando todo el mundo mira a estas comunidades y al País Vasco (el PP allí afronta el desafío de un cambio generacional importante), yo miro a Aragón, donde el PSOE se mantiene, lo que no deja de sorprender. Sus hombres en la comunidad están muy lejos de hacerlo bien. Teruel sigue sin existir. Aunque, claro, los candidatos del PP no son como para lucirse. Si los populares encuentran caras pujantes y no se deja atrapar en el "debate del agua" -tan visceral en Aragón y tan tergiversado-, podría empezar a recuperar terreno. Hay que plantearse pequeños pasos para ir avanzando, porque la correlación de fuerzas en Cataluña o Andalucía se moverá, si lo hace, con mayor lentitud. Años de inercia así lo dicen. Un reto: mencione, sufrido lector, un político aragonés relevante en la vida nacional en los últimos 8 años. Difícil ¿eh? Ni PSOE, ni PP, ni los partidos regionalistas tienen nadie brillante que ofrecer a la política española. Triste. Indicativo.

- Qué decepción ver que en la celebración del PSOE sacaban banderas republicanas. Otra vez con lo mismo, que esas banderas no pintan nada ya, que son preconstitucionales, que España tiene una bandera que es la de todos que es la actual. En fin, algo relacionado con esto, más tarde en Doce Doce.






- ¿Por qué el trato preferencial a los representantes de la Plataforma PAZ? ¿Acaso entraron cuantos militantes y simpatizantes quisieron a la sede del PSOE en Ferraz? ¿Celebraron todos codo con codo con el reelecto presidente? No es necesario que respondan, pero si quieren no se priven.


- Unas palabras sobre política internacional entre los candidatos no hubieran estado de más ¿no? Pero no, lo más a lo que llegamos fue, durante el segundo debate televisivo, a hablar de Iraq -¿de Iraq a estas alturas? Sí, de Iraq-. Hasta Trinidad Jiménez ha coincidido en ello, así que la cosa exterior ha sido un erial en manos de los candidatos, vamos. Toca conformarse con las conferencias del R. I. Elcano. Por cierto, ¿por qué no están las conferencias de los representantes del PP e IU?


- Lo suscribo.