jueves, enero 11, 2007

Ernest Maragall, olvidadizo

En un alarde sin precedentes Ernest Maragall, consejero de Educación de la Generalidad y hermano de su hermano, dejó dicho que hay zonas en Cataluña en las que los niños no dominan el castellano...

Mira que me sabe mal tener que poner un pero a esta declaración, pero don Ernest, ¿sólo algunos niños catalanes tienen problemas de expresión en castellano? ¿No ha escuchado los -enigmáticos de puro ininteligibles- parlamentos de Joan Clos y otros "padres de la patria"? ¿Tampoco ha tenido la fortuna de apreciar el rico verbo de esos periodistas que dicen "entreno" por "entrenamiento" -y otras lindezas análogas-? Qué lástima. Y sepa don Ernest que los ejemplos no acaban ahi, pero uno es de natural holgazán y deja al arbitrio de sus señorías buscar otras perlas de gran estilo.

------------------------------------------------------------------------

Los problemas "expresivos" (pedazo de eufemismo, sí señor) de los políticos no se circunscriben a Cataluña y por toda España se pueden "disfrutar" patadas al Diccionario, como ha señalado en dos columnas recientes Arturo Pérez-Reverte (1ª- Matrimonios de género y otras cosas y 2ª- Aceituneros y aceituneras).

No hay comentarios: