jueves, diciembre 14, 2006

Memoria Histórica

Hoy se debate en el Congreso sobre la Ley de la Memoria Histórica y aprovecho para recuperar un texto de hace un año firmado por un grupo de historiadores franceses contra el entonces proyecto para prohibir la negación del genocidio armenio.


Libertad para la Historia
Movidos por las intervenciones políticas cada vez más frecuentes en la apreciación de los acontecimientos del pasado y por los procedimientos judiciales que atañen a historiadores y pensadores, queremos recordar los siguientes principios:

La historia no es una religión. El historiador no acepta ningún dogma, no respeta ningún interdicto, no conoce tabús. El historiador puede ser irritante.

La historia no es la moral. El papel del historiador no es exaltar o condenar, sino explicar.

La historia no es la esclava de la actualidad. El historiador no aplica al pasado esquemas ideológicos contemporáneos y no introduce en los acontecimientos de otras épocas la sensibilidad de hoy.

La historia no es la memoria. El historiador, en un proceso científico, recoge los recuerdos de los hombres, los compara entre sí, los confronta con los documentos, con los objetos, con los rastros, y establece los hechos. La historia tiene en cuenta la memoria, pero no se reduce a ella.

La historia no es un objeto jurídico. En un Estado libre, no corresponde ni al Parlamento ni a la autoridad judicial definir la verdad histórica. La política del Estado, aun cuando esté animada por las mejores intenciones, no es la política de la historia.

Violando estos principios, artículos de sucesivas leyes, notablemente las de 13 de julio de 1990, 29 de enero de 2001, 21 de mayo de 2001 y 23 de febrero de 2005, han restringido la libertad del historiador; le han dicho, so pena de sanciones, qué debe investigar y qué debe encontrar, le han prescrito métodos e impuesto límites.

Pedimos la abrogación de estas disposiciones legislativas indignas de un régimen democrático.

Jean-Pierre Azéma, Elisabeth Badinter, Jean-Jacques Becker, Françoise Chandernagor, Alain Decaux, Marc Ferro, Jacques Julliard, Jean Leclant, Pierre Milza, Pierre Nora, Mona Ozouf, Jean-Claude Perrot, Antoine Prost, René Rémond, Maurice Vaïsse, Jean-Pierre Vernant, Paul Veyne, Pierre Vidal-Naquet y Michel Winock.


Enlace al texto en francés, por si alguno gusta.

Me permito añadir:

1º- Una de las características de las dictaduras es que manipulan la Historia para legitimarse y justificarse, inevitable pensar en el 1984 de Orwell o en las prácticas de la U.R.S.S. ¿Es sensato que las democracias se comporten igual y reproduzcan esos usos?

2º- No entraré en el debate de fondo sobre la Memoria Histórica. Simplemente apuntaré que la Memoria no es Historia, ni la Historia Memoria, como bien indican los firmantes del texto. Las implicaciones de afirmar que hay una Memoria Colectiva son absurdas porque la memoria es personal e intransferible. Es algo tan evidente que mezclar ambos conceptos sólo promueve la confusión interesada.

3º- Todos aquellos que dicen que no se conoce el Franquismo ni la Guerra Civil demuestran que no han pisado una biblioteca en su vida y que no han leído ninguno -o muy pocos- de los muchísimos libros que se han ido escribiendo sobre el asunto. Quienes vienen a decir que la Guerra Civil ha sido un tabú historiográfico simplemente mienten.

No quiero decir con esto que no hay lugar para nuevos estudios e interpretaciones sobre la Guerra Civil y la Dictadura, pero sí que, en esencia, las claves fundamentales de aquel fenómeno histórico ya son conocidas.

Hay mucho más aparte de los libros de Pío Moa, César Vidal, María Antonia Iglesias o Rafael Torres -muy encomiables y respetables todos-. Para los curiosos, un consejo, busquen y encontrarán muchísimos más textos contundentes y aclaratorios sobre tales acontecimientos. Sólo hay que bucear un poco en cualquier biblioteca. Por ejemplo, una prueba que accedan a los catálogos en red de la BN o de la biblioteca de la UCM y miren la cantidad de referencias que aparecen cuando se realizan búsquedas del tipo "Franco", "franquismo", "Guerra Civil", etc.

Conclusión: Dejen, pues, los políticos de inmiscuirse en aquello que desconocen y a lo que sólo se acercan por electoralismo, para imponernos una visión, metiendo cizaña donde menos se necesita.

8 comentarios:

Cariño gratuito dijo...

Tu eres tonto

Dick Turpin dijo...

¡¡¡Mi primer detractor!!! me hace ilusión. Esperaba algo más de mi primer crítico pero por lo que veo está al nivel que çel me adjudica... qué pena

Anónimo dijo...

Ilusiona, ¿eh? A mí el otro día me llamaron "facha" y casi se me salta una lagrimita de emoción.

De todas formas, para tener más trolls deberíamos escribir posts más cortos y con menos polisílabos. Las criaturitas no son capaces de llegar al final. Mira a Eduardo o a Gregorio Luri, nunca les insultan, a los pobres.

Wallenstein77 dijo...

Hola a todos:
Incluso un historiador tan poco sospechoso como Julia en un medio tan poco sospechoso como es El Pais, se muestra critico con este deseo de "los nietos dela guerra" de ganar de forma virtual la Guerra y de condenar la Transicion. En una polemica con Francisco Espinosa en Hispania Nova, el profesor Julia critica precisamente el interes de ciertas comunidades por hacer "comisarias" de la memoria. Tambien niega la mayor acerca de que durante la Transicion nadie se atrevia a hablar del Franquismo, de la Dictadura o de los asesinados.
Eso no quita que se exhumen las fosas comunes que aun queden. Pero todas, no solo las de un bando. Me fastidia reconocerlo, pero cuando Zaplana dijo que el gobierno estaba haciendo lo mismo que el Franquismo, es decir diferenciar muertos buenos y malos, tenia razon.

Saludos a todos.
posdata: Acerca de la memoria colectiva estoy en desacuerdo contigo. Si puede haber memoria colectiva, pero generalmente impueesta por diversos mecanismos, aunque mas que en cuestiones historiograficas, hablariamos mas bien de psicologia.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.