sábado, octubre 07, 2006

Mis deberes: Un recordatorio para mi mismo

El post Irak, la filosofia de la historia y nosotros del siempre luminoso Juan Pedro Quiñonero -esta vez vía Una temporada en el Infierno- me ha recordado que me comprometí a escribir sobre los neoconservadores. Va ser largo así que lo iré subiendo por entregas -creo-; quizá a partir de la semana que viene haya novedades.

También recuerdo que tengo que escribir sobre el papel regional de Irán y sobre Alatriste y el cine español. Paciencia, todo llegará.

Lo dejo escrito para que conste, no me olvido.

Pero, por si fuera poco, además tengo que darle forma a algo que estoy pensando sobre El Ala Oeste de la Casa Blanca.

3 comentarios:

Ignacio dijo...

Yo algo he posteado de eso, porque estoy convencido de que la moncloa y gran parte de la calse politica de este pais actuan conforme a un imaginario basado en el ala oeste, asi que a darle caña al asunto que apetece.

JPQ dijo...

Hola,

Lo de "luminoso" es un calificativo que hace feliz. Me gustaría merecerlo.

Gracias,

Q.-

Dick Turpin dijo...

Gracias Ignacio, me aplicaré en la tarea -el puente no sé si me ayudará o me perjudicará, ya veremos-

Q. espero que no te cause mucho rubor que te diga que lo mereces, pero si cierta modestia te hace sentirte incómodo lo diré de otra manera menos categórica: en mi opinión luminoso es un calificativo que se ajusta bien a ti y a lo que haces.
Escoge la fórmula que más te guste