jueves, septiembre 21, 2006

¿Proporcionalidad? Al Manar y nosotros

Las palabras del Papa han sido utilizadas por algunos para montar un jaleo falaz e interesado. Me viene a la memoria ahora algo que Juan Pedro Quiñonero escribió hace tiempo en su blog de mayor contenido político-diplomático, Európolis, y que no me resisto a reproducir:

"¿Se vé la cadena de tv Al Manar en España..?

La cadena de tv libanesa, portavoz oficial del partido Hizbolá, pudo verse en Europa, durante varios meses, el 2004; y, hasta hace unos días, cuando el ejército de Israel ha destruido total o parcialmente sus instalaciones, en Beirut, podían seguirse sus instructivas emisiones a través de Internet, en árabe, inglés y francés.

Seguí profesionalmente sus emisiones, en París, a finales del 2004. Y ese seguimiento me descubrió un mundo atroz, desalmado, racista, incitando al odio y el crimen con una sangre fría pavorosa.

La aventura de Al Manar en Francia y otros países duró muy poco. Las autoridades de tutela audiovisual ordenaron la supresión inmediata de unas emisiones que incitaban al odio racial, el anti semitismo el terrorismo y el asesinato.

Entre las emisiones de Al Manar que pude seguir, aterrorizado, recuerdo un “folletón” sirio en el que un personaje que representaba a Adolf Hitler había contraído matrimonio con Leah Rabin, la viuda del primer ministro de Israel asesinado por un extremista judío, y le preguntaba: “¿No querrás que mate a todos los judíos de Israel?”, preguntaba el actor que interpretaba el papel de Hitler. Y la “viuda” de Rabin le respondía: “Si, ¿porqué no?”. Hitler continuaba: “Durante la Segunda Guerra mundial, maté a muy pocos judíos. La propaganda sionista ha inflado las cifras, para conseguir beneficios políticos y económicos importantes”.

No cito de memoria: guardo todas mis notas e informaciones. Quienes hayan seguido la programación de Al Manar recordarán que ese tipo de “chistes” se repiten con cualquier pretexto en la cadena de tv oficial de Hizbolá, a cualquier hora del día. Presuntos “universitarios” afirman que es Israel quien difunde el Sida en África y los países árabes, para destruirlos. A diario, los judíos son presentados como “bebedores de sangre musulmana y cristiana”. Al mismo tiempo, en todos los “servicios informativos”, madres en llanto, dando gritos con los brazos alzados al cielo, lloran afirmando que son felices porque sus hijos van a ir al Paraíso, matando, asesinado y poniendo bombas en Israel, glorificando los crímenes terroristas...

Francia y otros países europeos consideraron indeseable la emisión de Al Manar en Europa. Quizá sea pedagógico recordar que esa es la basura endemoniada con la que la cadena de Hizbolá y otras cadenas de tv sirias e iraníes siembran el odio en la conciencia de millones de niños, mujeres, jóvenes, adultos y ancianos musulmanes, víctimas de la incultura, la ignorancia y el Terror de Estado.
"


Las negritas son mías. Ante lo expuesto en un párrafo como ese ¿cómo debería reaccionar Occidente? Si fuésemos como las autoridades musulmanas que se han retratado tras el discurso del Papa lo mínimo sería llamar a Cruzada; por suerte nuestra cultura es distinta.

No hay comentarios: