sábado, septiembre 30, 2006

Portugueses y preguntas

La prensa española se hizo eco hace unos días, allá por los ya lejanos días 23 y 24 de septiembre, de una curiosidad: en una reciente encuesta publicada por el semanario Sol un tercío de los portugueses afirman que querrían unirse a España.

¿Tan mal ven los portugueses "lo suyo" que se admiran de "lo nuestro"?

¿Qué piensan ERC, PNV, y demás familia de este extraño gusto portugués?

Y, poniéndonos en plan conspirativo, ¿qué saben los portugueses que parte de los de aquí no pueden comprender? o ¿qué saben los "nacionalismos periféricos" que no sabemos los demás?

¿Será que el "sueño del iberismo" renace? -Que no creo, la verdad.-

¿Se nota que me encanta Portugal?

Para finalizar, sumemos a esa vaga tentación iberista los flujos migratorios que aquí se quedan. Parece, en buena lógica, que tan terrible no debe ser vivir dentro de España, ¿no?

lunes, septiembre 25, 2006

El nuevo estilo del comunismo

En Rumbo a Levante nos informan sobre el nuevo estilo del comunismo, el Comunismo Capitalista.

Pero qué se puede esperar de ¿un proyecto? ¿una ideología? que en la actualidad tiene uno de sus referentes (de todo orden) en Hugo Chávez, exitoso publicista de libros y epígono del populismo latinoamericano; permitidme recordar una foto del personaje junto al otro gran icono del comunismo de nuestro tiempo, el indispensable Fidel C.:



Los dos a juego, de rojo -no podía ser de otra manera ¿eh? siempre atentos a los detalles de su puesta en escena- como si fueran miembros de cualquier "boy band" de esas tipo NSYNC y con muñequitos de ellos mismos sobre la mesa al fondo... qué lindos; mira que son tiernos los chiquillos ¿no?

Son los tiempos del Comunismo Pop.

Y para terminar este post, una frase de Mr. Kissinger -ya mencionado en el otro comentario de hoy-: "El comunismo encuentra gran audiencia allí donde no gobierna"

Lecturas recomendadas

Poder y debilidad de Robert Kagan es, posiblemente, el libro más conocido del pensamiento neoconservador y sin duda el que ha gozado de mayor popularidad, aunque no es el más representativo de los textos del neoconservadurismo.

Hay que advertir que no es un manual de relaciones internacionales ni pretende dar una explicación global a todas las amenazas presentes de la sociedad internacional. Es un texto con voluntad de generar polémica, que anima a debatir lo que en él se dice, de ahi su toque panfletario y periodístico -en el mejor sentido de ambas palabras-.

El libro, que apareció en 2003, atiende a la creciente distancia entre Estados Unidos y Europa en cuanto a la visión de las realidades del mundo. Esa "brecha" en las percepciones ha causado tensiones más que evidentes por todos conocidas.

El libro surgió como ampliación de un artículo del mismo autor en Policy Review.

Y ahora un escrito referente para todos los que se interesan en las relaciones internacionales: Diplomacia de Henry Kissinger.

Extenso y apasionante texto que se beneficia de un estilo asequible y explicativo. El eje del libro es la constante tensión entre idealismo y realismo en la Diplomacia; ni que decir tiene que el ex-secretario de Estado opta por el realismo, del que es uno de los máximos valedores.

Tras un breve análisis de antecedentes diplomáticos europeos se concentra en la política internacional de Estados Unidos, en cómo fue y cómo debe ser. Esa es la parte más interesante porque nos enseña las líneas de continuidad que han dominado el pensamiento norteamericano y las aportaciones novedosas con las que se ha ido dando respuesta los desafíos concretos por los que ha pasado la política de Estados Unidos.

El antiguo colaborador de Nixon insiste en la necesidad de definir explícitamente cuál es el interés nacional de Estados Unidos para evitar una excesiva volatilidad y discontinuidad de su acción exterior. Se nota que no conoce la política española marcada por la incapacidad para definir no ya nuestros intereses sino nuestro propio carácter nacional.

El texto, en menor medida que en Mis Memorias, también ofrece justificaciones a la propia acción política de Kissinger, sabedor de los muchos detractores que tiene su forma de entender las relaciones internacionales. Por ejemplo y sin ir más lejos, los neoconservadores son muy críticos en general con los postulados del realismo.


Había pensado poner algo de Noam Chomsky -servidor está en contra de sus teorías pero algunos le ven como el gran gurú de la izquierda, que cada cual juzgue- pero después de la publicidad de Hugo Chávez a sus textos lo dejaré para mejor momento. ¡Ey! la propaganda chavista funciona.

Chomsky (enlace a su página personal) siempre me recuerda una frase de Irving Kristol:

"Nuestros intelectuales pueden sentirse "alienados" en la ortodoxía representada por The American Way of Life; pueden sentirse a disgusto en el mundo creado por ese modo de vida. El pueblo norteamericano, en su abrumadora mayoría, no se siente ni tan alienado ni tan a disgusto. Por su parte, el neconservadorismo se autoimpuso el designio de explicar al pueblo norteamericano por qué está en lo cierto, y a los intelectuales por qué están equivocados" (Reflexiones de un neoconservador, edición en español en Grupo Editor Latinoamericano, Buenos Aires, 1986).

viernes, septiembre 22, 2006

Sobre el Choque de Civilizaciones: un debate en la red

Lo acontecido tras el discurso de Benedicto XVI reabre un tema clásico de nuestro tiempo, el archimencionado "Choque de Civilizaciones" que en su día enunció Samuel P. Huntington (enlace al artículo del que después salieron libros y más artículos: The Clash of Civilizations?).

Es curioso ver que, en origen, Huntington lo planteaba como una pregunta. Sigo creyendo que es un concepto muy discutible, aunque la realidad parece empeñada en quitarme la razón.

Allá por mayo del año en curso Robert Kagan y Amartya Sen, premio Nobel de Economía de 1998, cruzaron correspondencia por internet discutiendo en 6 entregas sobre si hay tal Choque de Civilizaciones:

1. Why Is There So Little Evidence To Contradict the "Clash" Theory?

2. Was World War II a "Clash of Nationalities"?

3. Why I Support the Iraq War

4. Understanding Violence in the World

5. The Importance of Optimism

6. Americans Must Learn More About Real World History

Interesante.

jueves, septiembre 21, 2006

¿Proporcionalidad? Al Manar y nosotros

Las palabras del Papa han sido utilizadas por algunos para montar un jaleo falaz e interesado. Me viene a la memoria ahora algo que Juan Pedro Quiñonero escribió hace tiempo en su blog de mayor contenido político-diplomático, Európolis, y que no me resisto a reproducir:

"¿Se vé la cadena de tv Al Manar en España..?

La cadena de tv libanesa, portavoz oficial del partido Hizbolá, pudo verse en Europa, durante varios meses, el 2004; y, hasta hace unos días, cuando el ejército de Israel ha destruido total o parcialmente sus instalaciones, en Beirut, podían seguirse sus instructivas emisiones a través de Internet, en árabe, inglés y francés.

Seguí profesionalmente sus emisiones, en París, a finales del 2004. Y ese seguimiento me descubrió un mundo atroz, desalmado, racista, incitando al odio y el crimen con una sangre fría pavorosa.

La aventura de Al Manar en Francia y otros países duró muy poco. Las autoridades de tutela audiovisual ordenaron la supresión inmediata de unas emisiones que incitaban al odio racial, el anti semitismo el terrorismo y el asesinato.

Entre las emisiones de Al Manar que pude seguir, aterrorizado, recuerdo un “folletón” sirio en el que un personaje que representaba a Adolf Hitler había contraído matrimonio con Leah Rabin, la viuda del primer ministro de Israel asesinado por un extremista judío, y le preguntaba: “¿No querrás que mate a todos los judíos de Israel?”, preguntaba el actor que interpretaba el papel de Hitler. Y la “viuda” de Rabin le respondía: “Si, ¿porqué no?”. Hitler continuaba: “Durante la Segunda Guerra mundial, maté a muy pocos judíos. La propaganda sionista ha inflado las cifras, para conseguir beneficios políticos y económicos importantes”.

No cito de memoria: guardo todas mis notas e informaciones. Quienes hayan seguido la programación de Al Manar recordarán que ese tipo de “chistes” se repiten con cualquier pretexto en la cadena de tv oficial de Hizbolá, a cualquier hora del día. Presuntos “universitarios” afirman que es Israel quien difunde el Sida en África y los países árabes, para destruirlos. A diario, los judíos son presentados como “bebedores de sangre musulmana y cristiana”. Al mismo tiempo, en todos los “servicios informativos”, madres en llanto, dando gritos con los brazos alzados al cielo, lloran afirmando que son felices porque sus hijos van a ir al Paraíso, matando, asesinado y poniendo bombas en Israel, glorificando los crímenes terroristas...

Francia y otros países europeos consideraron indeseable la emisión de Al Manar en Europa. Quizá sea pedagógico recordar que esa es la basura endemoniada con la que la cadena de Hizbolá y otras cadenas de tv sirias e iraníes siembran el odio en la conciencia de millones de niños, mujeres, jóvenes, adultos y ancianos musulmanes, víctimas de la incultura, la ignorancia y el Terror de Estado.
"


Las negritas son mías. Ante lo expuesto en un párrafo como ese ¿cómo debería reaccionar Occidente? Si fuésemos como las autoridades musulmanas que se han retratado tras el discurso del Papa lo mínimo sería llamar a Cruzada; por suerte nuestra cultura es distinta.

miércoles, septiembre 20, 2006

El enigma de IU

Declaraciones de Joan Herrera, portavoz de IU en el Congreso de los Diputados, sobre la retirada de Rodríguez Ibarra:

"Es una buena noticia porque ha sido uno de los principales obstáculos para avanzar hacia una España real".


Supongo que la preclara mente de don Joan quiere decir que IU sí sabe qué es la "España real" y participa de ella, pero ¿por qué no participa la "España real" de IU? O dicho de otra manera, ¿por qué a IU le vota tan poco la "España real"?

Don Joan nos ilumine.

Mingote ese genio

Uno de los últimos genios vivos, Mingote hoy en el ABC.



Muy oportuno -como él suele- pensando en lo de nuestras sociedades blanditas y políticamente correctas sin capacidad de respuesta ante desafíos y amenazas reales... diálogos, diplomáticos y demás cosas que no ofendan a nadie.

martes, septiembre 19, 2006

La Paradoja Ratzinger

"La paradoja Ratzinger" que podría ser llamada también "La paradoja Sarkozy" o "quien no quiere entender no entiende" por no decir "da igual lo que digas que será usado en tu contra".

¿En qué consiste "la paradoja R"? Básicamente en que alguien -interesadamente- malinterpreta las palabras de un discurso del Papa, diciendo que fomentan el odio y que no hacen más que azuzar fuegos y blablabla.

Conclusión: para demostrar su alta tolerancia los jerifaltes islamistas más radicales, proceden a amenazar, agredir, intimidar y -parece que- también asesinar.
Si la reacción de los islamistas es tal ¿qué había de equivocado en las palabras que citaba Benedicto XVI? Ya puestos ¿por qué no protestan desde el Islam contra los que hacen una interpretación tan violenta y radical de su religión?

Parecido a lo que ocurrió en Francia hace unos meses como muchos recordaréis. Ante una serie de altercados protagonizados por jóvenes de algunas barriadas de las grandes ciudades, el Ministro del Interior, Nicolás Sarkozy, dijo que los que perpetraban semejantes fechorías "eran chusma". La natural y lógica reacción de los que se dieron por aludidos: "el ministro provoca y nosotros respondemos"; así que para demostrar que no eran “chusma”se pusieron manos a la obra al noble arte de quemar coches ajenos y otros sanas muestras de esparcimiento urbano. Así las cosas si unos vándalos queman coches, el ministro del Interior debe dialogar y no hacer que se cumpla la ley, menuda tentación represora y totalitaria ¿no?; qué importa que se perjudique al humilde ciudadano que no tiene culpa de nada.

Estas son muestras de lo qué son nuestras sociedades comodonas y blanditas. Podrían valer otros ejemplos, las avergonzadas reacciones occidentales con el jaleo de las archiconocidas caricaturas o la necesidad de dialogar con terroristas de todo pelaje. Por estas latitudes de la "Vieja Europa" estamos tan carcomidos por lo políticamente correcto que nos preocupa más lo qué dicen de nosotros que hacer lo correcto.

Todo ello me lleva a plantear que para ser un delincuente hay una gran posibilidad de "irse de rositas" si se consigue la connivencia de los siempre dispuestos amigos del diálogo y la tolerancia a cualquier precio; con inventarse una coartada que cargue las tintas contra otros y que apele a las creencias de la progresía basta. Ese es el pie que los medios de comunicación y los eruditos al uso tomarán para salir con sus discursos sobre las condiciones de pobreza como generadoras de violencia y otras paparruchadas del estilo. Y eso es lo peor, que de puro acomplejados, somos nosotros mismos los que les damos las justificaciones para que "los malos" sigan en lo suyo, "erre que erre", sin ánimo de enmienda. Y con una sonrisa que no nos lamemos.

Buena parte de nuestra Izquierda protege lo que sea con tal de poder atacar a la Derecha, porque ¿hay algo mejor que poder culpar de todo a la derecha -Sarkozy, Bush, Aznar y el que se tercie- y a la Iglesia -el Papa, la Conferencia Episcopal, el párroco de cualquier recondita localidad, cualquiera vale- y decir que ellos crispan con actitudes intolerantes? Bufff, el sueño de cualquier editorialista progre.

Actualización a 21 de septiembre: El discurso del Papa

martes, septiembre 12, 2006

El amigo americano (T. J. Benner)

"Yo vine aquí voluntario, entonces al igual que hoy era consciente de lo que significaba venir a Irak. Tengo una novia maravillosa, trabajo y estudio Humanidades, por lo que se podría decir que tengo mucho que perder si algo me pasara, pero tampoco podía quedarme en casa con los brazos cruzados cuando a mí personalmente mi país me ha abierto muchas posibilidades. Sé que suena como un mensaje muy americano pero esa es la verdad".

"A nadie le gusta entrar avasallando en una casa ajena y observar los rostros de miedo de los niños y las mujeres mientras registramos la casa, pero esta guerra por desgracia es así, una guerra en la que el enemigo se esconde entre la población civil, refugiándose en sus casa y muchas veces exigiéndoles protección. A mí nunca se me olvidarán esas caras, esas miradas"

"Es cierto que muchas cosas no se han hecho bien y que algunos marines no han actuado como se esperaba de ellos, yo entre otras cosas vine aquí porque quería comprobar por mi mismo si era cierto todo lo que se decía por los medios de comunicación en mi país y la verdad es que muchas de las cosas que se dicen no son ciertas. Todos sabemos que se han hecho cosas mal y que las personas que se han equivocado tiene que pagar por ello, pero no todos los marines somos máquinas de matar, torturadores sin sentimientos o psicópatas con un fusil de asalto patrullando por las calles; yo vine a Irak, al igual que muchos otros, para intentar ayudar a esta pobre gente y no para matar a personas inocentes"


Theodore J. Benner, sargento del primer pelotón de la Compañía Bravo (USMC) destinado en Faluya.
(Declaraciones realizadas a Álvaro Ybarra en ABC, miércoles 26/7/2006)

domingo, septiembre 10, 2006

Reflexión breve

El Consejo de Seguridad de la ONU con la resolución 1701 (el pdf aquí) llegó a una de esas decisiones consensuadas de escasa efectividad y muy pensadas de cara a la galería. O sea muy del gusto de la prensa que no piensa cómo podrá el ejército libanés desarmar a Hizbolá cuando se ha mantenido absolutamente al margen de la lucha entre Israel y el "partido de Alá". ¿Quién controla el territorio? Parece que no son las fuerzas armadas libanesas ¿no? También se manda una misión de paz -es decir ejércitos con casco azul- que realmente poco puede hacer. Es decir, se expone la vida de los soldados en una zona muy problemática sin órdenes claras y sin una misión que merezca la pena el riesgo, mientras Israel se echa atrás y los de Hizbolá siguen recibiendo apoyo "técnico y logístico" de sus amigos iraníes y sirios.


Con todo y con eso, creo que lo grave no está tanto en el desarme de Hizbolá -que también- como en aceptar su mera existencia -o acaso hemos olvidado que se trata de un grupo terrorista y que eso es ya un quebranto de cualquier simulacro de legalidad internacional-. Que nos hayamos acostumbrado a aceptar a actores como éste en la política mundial y que les hayamos considerado como interlocutores equiparables a Estados legítimos es lo que desprestigia el sistema de Naciones Unidas.


Por eso -aunque no sólo- la actual Administración estadounidense -y muchos más- ven la institución "de Kofi Annan" como parte del problema y no de la solución.


------------------------------------------------------------------------------
Addendum: por problemas técnicos he tenido que rehacer más o menos igual este post... joder con las maravillas de las tecnologías

Ejecución pública en Yenín






A mediados de agosto el conflicto en el Líbano consumía todo el interés informativo y estas imágenes distribuidas por Associated Press pasaron absolutamente desapercibidas.

Se trata de una ejecución pública en Yenín. Ejecución sin juicio, sin abogados, sin garantías, sin nada que haga que podamos decir que éso es justicia. Sin paliativos. Como en tantas otras ocasiones los verdugos son miembros de Yihad islámica y la víctima un palestino supuesto colaborador de las autoridades israelíes.

Estas reflexiones me hacen retrotraerme a unos meses antes cuando el Tribunal Supremo de los Estados Unidos rechazó los juicios militares a los que el gobierno del país quería someter a los detenidos en Guantánamo. Los vericuetos jurídicos los dejo, aunque hay autores que se manifiestan a favor y en contra por motivos puramente legales. Pero eso no es lo que importa. Lo que importa es que, al gobierno todopoderoso del "malvado" Bush, del "retorcido" Cheney y del "sanguinario" Rumsfeld, una institución independiente de su país le puede obligar -y lo hace- a cambiar sus planes. Y al ejecutivo le toca acatar y punto.

Por contra, entre los oprimidos "angelitos" palestinos que nos presentan los media , paradójicamente vestidos a la moda occidental -salvo las mujeres, claro-y con unos móviles muy modernos, no parece funcionar ni Ley ni Justicia ni separación de poderes; todo está en las manos de los grupos de islamistas radicales, autoproclamados jueces y ejecutores por la gracia de Alá, que cuentan con el apoyo o la complicidad de una parte de la población -mirad las fotos-.

Vivir en un modelo -democrático, con respeto hacia las libertades individuales, con equilibrio de poderes y donde la religión es algo individual y privado-, o en otro -teocrático, donde la profesión de fé es pública, donde no hay ciudadadnos sino feligreses y donde los exegetas de la ortodoxia lo deciden todo-, es parte de lo que se dirime hoy en el mundo.
No lo olvidemos.

martes, septiembre 05, 2006

La dura vida de un soldado en el XVII


Hablemos de Historia. Con el estreno de la película de Alatriste en los cines se han publicado muchas cosas; ésta del historiador Rafael Valladares aparecida en el ABC del pasado viernes (1 de septiembre) es de las más sugerentes. Sobre la película ya hablaré más adelante. Quien tenga más interés sobre los Tercios, que pinche. Otro buen enlace en geocities.com y una cronología de los principales hechos de los tercios en Clío.

La dura vida de un soldado en el XVII

POR RAFAEL VALLADARES

Aquel joven del siglo XVII de apenas veinte años nacido en una aldea de Castilla, Galicia o Extremadura, sabía lo que significaba enrolarse en el ejército de Su Majestad. Su vida podía cambiar e incluso -algo menos frecuente- mejorar de fortuna. Desde niño había escuchado hablar de la guerra sostenida en Flandes contra los «rebeldes» holandeses. En el teatro o en las historias de veteranos de paso por su localidad o de regreso a ella, la imagen de la guerra de Flandes era una constante. Lo de menos era si el Rey Católico ganaba o perdía. Incluso podía hablarse con relativa libertad de si la causa valía la pena. «Y qué, si ellos se quieren perder», exclamó un diputado en las cortes castellanas de 1593 en alusión al calvinismo de los holandeses.


Lo que realmente contaba para aquellos reclutas era la experiencia de salir del terruño en un tiempo en el que muy pocos viajaban. Al ser en su mayoría gente del pueblo llano, de pronto adquirían autoestima y reconocimiento social: de meros campesinos analfabetos o chusma urbana, se convertían en soldados del Rey, en sus protegidos gracias a la jurisdicción privilegiada a la que ahora pertenecían. A todos les aguardaban muchos años bajo las banderas de su tercio, formando un núcleo emocional sustitutivo de esa familia que no podrían tener hasta mucho después -o quizás nunca-. De ahí tomaban lo mejor de su fuerza, en las situaciones más nobles, y lo peor de su furia, cuando se trataba de vengar al camarada.

Un dicho de la época resumía muy bien la vida que esperaba al soldado: «España fue mi natura, Italia, mi ventura, Flandes, mi sepultura». En efecto: el periodo formativo solía cumplirse en Nápoles o en Milán, entonces territorios de la Monarquía Hispánica. Después atravesarían el «Camino Español», una cadena de rodamiento entre los Alpes y la frontera franco-alemana hasta alcanzar Flandes. Era un viaje inolvidable, sobre todo si había oportunidad de ver Roma o Toscana. Otras veces eran llevados por mar directamente desde el Cantábrico. En aquellas caravanas acompañaba a la tropa otro ejército de buhoneros, criados y prostitutas (la necesidad de éstas se había calculado en un 10% respecto del total de hombres).

En los Países Bajos les esperaba la guerra, pero también la convivencia con los italianos, alemanes, irlandeses, ingleses y flamencos del inmenso y cosmopolita ejército del Rey (cerca de 90.000 efectivos en 1640). Sólo por esto valía la pena vivir -y morir- aquella vida, incluso si uno quedaba «estropeado» o «roto» (mutilado) o alcanzado por el «mal de corazón» -una especie de neurosis depresiva-. ¿Hubiera sido mejor permanecer en Castilla atado a la monotonía del campo, al pago de tributos crecientes, a la arrogancia de los poderosos? En este sentido, acudir a Flandes representaba un acto libertador. Y de ahí, seguramente, surgió el género literario de las memorias escritas por los veteranos. Por inverosímiles que parecieran, la gesta consistía en que su autor y su protagonista no eran un santo ni un noble, sino un simple soldado o un mediano capitán. Todo un desafío a la rigidez social de la época.

La soldada -esa paga de 3 ó 4 escudos al mes- apenas compensaba las penalidades de la disciplina, pero el saqueo del enemigo (y del lugareño) cubría el resto. También el compadreo con los mandos permitía ingresos adicionales: simplemente, la palabra corrupción cobraba un significado peculiar en aquella máquina militar tan enorme. Al motín, que podía durar meses, sólo se recurría en casos extremos, y era una señal de la conciencia que de su poder y capacidad organizativa tenían las tropas.

Todo indica que la guerra de Flandes importó en sí misma mucho más que sus pretendidas causas. El Rey mandaba allí sus hombres para aplastar una sublevación política y religiosa y acabar con el milagro económico holandés. Sin embargo, la razón que parecía unir más a sus soldados era el sentimiento de lealtad al monarca, algo perfectamente compatible con el carácter mercenario de las tropas o el aspecto apicarado y variopinto de su vestimenta. La ausencia de uniforme obligatorio simbolizaba lo que la milicia ofrecía a aquellos hombres: toda su libertad a cambio de un mínimo de orden.

«A la guerra me lleva la necesidad. De lo contrario, no fuera en verdad», rezaba otra sentencia de la época. Pero por necesidad un hombre de aquel tiempo podía hacer más cosas que ir a la guerra, máxime cuando los ejércitos se nutrían mayoritariamente de voluntarios. Esto significa que, en última instancia, y pese a todos los condicionantes, quien decidía enrolarse lo hacía porque quería. Se trataba, más que nada, de la arriesgada aventura de construirse una vida propia entre la obediencia y la libertad.

lunes, septiembre 04, 2006

Zapatero, gracias por el mundial de baloncesto

Magnífico post de Trampa 22.

Tienen razón en elplural.com. Y abre una cantidad inmensa de nuevas posibilidades.

Para empezar, esto nos da la solución a las desventuras del equipo nacional de futbol: que Zapatero empiece a jugar al "deporte rey". Pero ya. Así, dentro de cuatro años, campeones del mundo. Se pueden ir preparando Brasil, Francia, Italia...

La FIFA tiembla. Es la hora de España.

sábado, septiembre 02, 2006

Del blog de Carlos López

Dos cosas muy inteligentes sacadas del blog de Carlos López

El primero un breve post sobre los pasados inciendios en Galicia, titulado "Que se aplique su lógica". Simplemente delicioso

Y el segundo, una declaración tan contundente que no me puedo resistir a colgarla:

Por qué no quise ser progre (y V)

Porque las consignas básicas de la izquierda de hoy son sencillas, planas, fáciles de explicar y de transmitir (¡pásalo!); porque explicar cuáles son los postulados de un conservador o de un liberal exige, en cambio, un mínimo esfuerzo intelectual y una fuerte dosis de paciencia frente a la sencillez de las niergas.

Porque creo en la meritocracia, en el esfuerzo y sacrificio personal; porque creo en la igualdad de oportunidades pero no en las cuotas ni en el igualitarismo.

Porque mi objetivo en la vida no es vivir sin trabajar. Porque creo que las subvenciones y los subsidios a cambio de nada son, además de una injusticia, un lastre para el progreso de la sociedad.

Porque no veo la religión como un reducto medieval fruto de la ciega ignorancia de analfabetos ingenuos; porque el hecho trascendente es un asunto fascinante sobre el que se han ocupado multitud de filósofos, escritores, artistas, sin reducirlo a mera superstición estúpida; porque todos los macroexperimentos progresistas que han pretendido hacer desaparecer a Dios en pro de un supuesto avance de la civilización han resultado ser degradantes y opresores totalitarismos.

Porque creo que las grandes naciones del mundo las conforman sus ciudadanos, libres e iguales ante la ley, sin ningún mágico pasado milenario común ni ninguna lengua, cultura, religión o raza distintiva; porque me repugna concebir una nación como un conjunto de rasgos identitarios etnicistas, muestra de lo más primario del ser humano.

Porque creo que el terrorismo es un órdago a la libertad individual, un jaque al Estado, un desafío al imperio de la ley; porque creo que con el terrorismo no se pacta, sino que al terrorismo se le combate; porque yo no admito la tutela de un grupo de terrorista sobre la libertad; porque yo no vivo sobre la muerte de los demás.

Porque defiendo la iniciativa personal; porque creo que cuanto menos se entrometa la administración en la vida de las personas, peor para la administración y mejor para las personas; porque cuando los gobiernos son austeros, las sociedades son prósperas.

Porque creo en la propiedad privada y en el libre mercado como mejor garantía de progreso, de creación de riqueza y de creación de empleo.

Porque Rigoberta Menchú, Pepiño Blanco, Ramoncín, Isabel-Clara Simó, Antonio Gala, Noam Chomsky y José Luis Rodríguez son progres.


Muchas gracias don Carlos