lunes, agosto 28, 2006

Una de Alianza de Civilizaciones
















Fue el presidente Rodríguez Zapatero a la ONU y dijo que hay que hacer una “alianza de civilizaciones” con el Islam, o sea, dándole donde le duele a Huntington. Nuestro presidente, con su gusto por las utopías, propone una cosa irrealizable.

Una “alianza de civilizaciones” con el Islam es un imposible, no porque haya algún tipo de oposición insalvable entre Islam y el mundo occidental (que a lo mejor lo hay o quizá no, qué sé yo, pero dejemos eso para otro momento), sino porque el Islam es una religión, no una civilización. Que no son la misma cosa, una civilización es una cosa más amplia que la religión. O sea, mal empezamos, mezclando churras con merinas.

Además, una civilización no tiene forma política, por tanto, no tiene ninguna capacidad para suscribir alianza ni acuerdo alguno ¿quién sería el líder de esa civilización? ¿Y el líder del mundo occidental? ¿En virtud de qué autoridad podrían firmar ese acuerdo? Además, seamos serios, si no somos capaces de presentar una política unificada dentro de una parte del mundo occidental, Europa-UE, cómo nos vamos a plantear una alianza cuasi global.

Y ya puestos, quizá ZP debería empezar por ganarse a los de nuestra propia civilización, porque lo de nuestras relaciones con EE.UU. no parecen ir muy finas. Que si me siento cuando pasa tu bandera, que si retiro mis tropas de Irak y animo a todo a hacer lo mismo, que si tú ayudas a Marruecos por fastidiarme, que tú dices que mi decisión de retirar las tropas envalentonó a los terroristas, que voy y me inclino públicamente por Kerry en las elecciones de tu país y, no falla, gana Bush, que si no me devuelves las llamadas -y eso que Moratinos se harta a decir que nuestras relaciones están a partir un piñón-, que si recibes a Aznar mientras a mi me ninguneas, que si esto, que si aquello...

En fin, que la susodicha alianza suena a voluntarismo, posibilismo y a cosa poca sustanciosa. Buenas palabras, con las que se queda tan bien como si se dice que barra libre, pero que son más baratas. Como casi todo en Rodríguez Zapatero, pura mercadotecnía política.

No hay comentarios: